Browsing Tag:

verduras

    Salado

    Bocaditos de calabacín y cuscús en 10 minutos

    Día tropecientos del confinamiento, he perdido la cuenta y me cuesta hasta saber en qué día vivimos, seguro que no soy la única que anda así, ánimo con la montaña rusa de emociones y la pérdida de noción del tiempo a tod@s. Bueno pues como no van a ser todo recetas de panes y bollos, la propuesta de hoy es el contrapunto a tanta harina y dulce que se ve estos días. Bocaditos de calabacín y cuscús es una receta sencilla, rápida y sanota para preparar en aproximadamente 10 minutos, igual incluso menos tiempo. Un aperitivo o acompañamiento estupendo.

    Cocinar con niñ@s

    Hace unos días, estaba con Asier en la cocina esperando a que se terminara de cocinar el pollo que habíamos metido en la cazuela, y no sé de dónde nos vino la inspiración, pero sacamos un calabacín y un limón de la nevera y se hizo la magia. Lo mejor fue la improvisación, porque muchas veces los mejores platos surgen así, sin pensarlo mucho. A Asier le gustó mucho laminar el calabacín y me acompañó en casi todo el proceso, aunque al final acabé yo sola en la cocina. Cocinar con niñ@s es una aventura y a veces pasa que se aburren y se piran, pero no pasa nada, mientras el rato que colaboren lo disfruten, ya es mucho 🙂 Eso sí, el orgullo de haber “preparado” el plato conmigo no se lo quitó nadie aquel día a Asier.

    7 ingredientes

    • 1 calabacín mediano.
    • 1/2 limón.
    • 100gr de cuscús integral.
    • 100ml de agua.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • 1 puñado generoso de queso Parmesano recién rallado.
    • Sal.

    Estos son los ingredientes que utilizamos nosotros, pero puedes hacer variaciones con lo que tengas en casa. Por ejemplo, el queso puede ser otro o a falta de cuscús se podría utilizar arroz u otro cereal. Aquí como siempre, entra en juego tu imaginación y destreza.

    Primer paso, LAMINAR

    1. Limpiar bien el calabacín.
    2. Con ayuda de un pelador, laminar el calabacín manteniendo cierta presión para que salgan láminas uniformes.
    3. Cuando las láminas empiecen a salir sin el borde verde de la piel, girar un poco el calabacín y repetir la operación hasta que pase lo mismo. Así hasta dejar el calabacín desnudo y quede solo el tronco (no tirar, aprovecharlo para otra receta).

    Segundo paso, MEZCLAR

    1. Rallar la piel de 1/2 limón.
    2. Exprimir 1/2 limón.
    3. Añadir 1/4 de cucharadita de sal.
    4. Verter 4 cucharadas de aceite de oliva.
    5. Mezclar.

    Tercer paso, MARINAR

    1. Colocar las láminas de calabacín bien extendidas en una fuente.
    2. Verter la mezcla anterior sobre las láminas y dejar marinando hasta que el cuscús esté listo.

    Cuarto paso, cocinar el CUSCÚS

    1. Poner 100ml de agua en un cazo con 1/2 cucharadita de sal y llevar a ebullición.
    2. Cuando empiece a hervir, verter el cuscús, remover, apagar el fuego y tapar el cazo con un plato para que se cocine “solo” durante 5 minutos u 8 si es integral.
    3. En ese tiempo, el cuscús habrá absorbido el agua y estará apelmazado.
    4. Coger un tenedor y remover hasta que los granos se vayan soltando del todo.
    5. Reservar.

    ¡A enrollar!

    1. Mezclar el queso Parmesano con el cuscús.
    2. Colocar una tabla o superficie limpia en el centro del espacio de trabajo y colocar una lámina de calabacín ligeramente escurrida (sin papel absorbente, solo levantando la lámina y dejando que el líquido sobrante se caiga solo en la fuente).
    3. Colocar sobre la lámina de clabacín 2 cucharaditas de la mezcla de cuscús y queso, extendidas a lo largo de la lámina.
    4. Enrollar con mimo la lámina y colocar el rollito en vertical (como en la foto) sobre una fuente. El líquido hará que el cuscús se pegue muy bien al calabacín.
    5. Repetir la operación hasta enrollar todas las láminas.

    Tan sencillos como espectaculares, con un toque de limón riquísimo, estos rollitos son además ligeros y te quitarán poco más de 10 minutos mientras los preparas. Y por si fuera poco, son una opción estupenda para comer vegetales crudos. Todo ventajas 🙂