Browsing Tag:

nevera

    Hábitos saludables

    Limpieza y organización de la nevera

    Tener la nevera limpia y ordenada es muy importante para la conservación de los alimentos. ¡No hay cosa que más rabia me de que tirar la comida! Confieso que alguna vez me ha pasado por tener algún alimento “oculto” y encontrarlo estropeado. No lo podemos permitir, y para evitar cosas así hay que mantener la nevera ordenada favoreciendo la conservación de todo lo que tengamos en su interior lo máximo posible. Y lo siguiente por lo menos una vez al mes (lo sé, da mucha pereza, pero merece la pena), tendréis una nevera limpia y ordenada.

    El primer paso sería la limpieza de la nevera, pero antes de nada lo primero que hay que hacer es vaciarla y desenchufarla (o bajar la pestaña del frigorífico en el cuadro de luces). El congelador tarda unas horas en descongelarse, así que mientras no tardéis mucho tiempo, no pasa nada. 

    Una vez vacía, podéis empezar con la limpieza. Para no dejar olores fuertes o restos de productos de limpieza agresivos, la mejor opción es utilizar limpiadores naturales como el LIMÓN y/o el VINAGRE.

    LIMPIEZA

    1. Empapar un paño con vinagre y hacer una primera limpieza de toda la nevera (paredes, baldas, cajones y puertas).
    2. Secar con papel de cocina.
    3. Calentar un poco en el microondas el zumo de 2 limones con sus cáscaras y con otro paño, realizar una segunda limpieza igual que en el primer punto (paredes, baldas, cajones y puertas).
    4. Secar de nuevo con papel de cocina.

    ORGANIZACIÓN

    • CAJONES: Fruta y verdura (fuera de las bolsas para evitar que se humedezcan).
    • ESTANTE INFERIOR, ENCIMA DE LOS CAJONES (2ºC): Carne y pescado fresco.
    • ESTANTE DEL CENTRO (4-5ºC) y ESTANTE SUPERIOR ( 8ºC): Huevos, productos lácteos, embutidos, sobras y todos los productos que indiquen “una vez abierto consérvese en frío” (los huevos también se pueden colocar en la parte superior de la puerta).
    • PUERTA (10-15ºC): Bebidas, salsas, margarina/mantequilla.

    ¡OJO!

    • No apoyar los productos en la pared del fondo.
    • Dejar espacio entre los productos para que el aire pueda circular y la temperatura se distribuya bien.
    • No meter alimentos calientes.
    • Los alimentos empezados que puedan desprender olores, tienen que meterse en recipientes cerrados.
    • Cuando se metan nuevos productos en la nevera, hay que colocarlos detrás de los que ya tenemos, para consumir primero los antiguos.
    • Hay cosas que no necesitan refrigeración, como el pan, las latas o botes cerrados.
    • NUNCA METER LATAS DE COMIDA ABIERTAS. Vaciar el contenido en un tupper.
    • Los plátanos se ennegrecen si no se envuelven en papel de periódico.

    TIEMPO ESTIMADO DE CONSERVACIÓN

    • Pescado fresco (limpio y tapado) y carne picada (tapada) 2 días.
    • Carne y pescado cocidos 2-3 días.
    • Leche ya abierta, postres caseros, verdura cocida 3-4 días.
    • Carne cruda bien conservada (limpia y tapada) 4-5 días.
    • Verdura cruda y conservas abiertas (cambiar a otro recipiente si el original es una lata) 4-5 semanas.
    • Huevos frescos 2-3 semanas.
    • Lácteos y otros productos con fecha de caducidad: La que indique el fabricante en el envase.