Browsing Tag:

Despensa

    Elaboraciones básicas

    Caldo casero, un básico en la cocina

    Preparar caldo casero es tan fácil, económico y se le puede dar tanto uso en la cocina, que en mi opinión no merece la pena comprar bricks de caldo ya preparado. Aunque es cierto que estos bricks nos pueden sacar de un apuro si no tenemos caldo preparado previamente y necesitamos añadirlo como ingrediente para alguna receta. Aún así, yo voto por una buena organización de despensa tanto en frío (nevera y congelador) como en seco (armarios). Es un excepcional recurso tener un tupper de caldo casero en la nevera (aguanta perfectamente una semana) o en el congelador.

    Se pueden preparar varios tipos de caldo; de carne, de verduras, de pollo… A mí el que más me gusta es el de verduras con una pieza de pollo o gallina. Le da un toque diferente y le aporta un poco de cuerpo al caldo, aunque el de verduras también me encanta. Los arroces, las cremas de verduras, las legumbres, etc cocinadas con caldo casero, tendrán un añadido extra de vitaminas y de sabor. Una apuesta segura y conseguido con muy poco esfuerzo. Os dejo la receta que más solemos preparar en casa, aunque por supuesto le podéis dar la vuelta que queráis añadiendo o quitando ingredientes a vuestro gusto.

    Caldo casero

    Print Recipe

    Ingredients

    • 2 cebollas
    • 2 nabos
    • 2 tomates
    • 2 zanahorias
    • 2 puerros
    • 1 patata grande
    • 1 rama de apio
    • 1 muslo de pollo (opcional)
    • Pimienta negra en grano
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra (en caso de no utilizar carne)

    Instructions

    1

    Limpiar, pelar y trocear las hortalizas en trozos no muy pequeños.

    2

    Añadirlas en una cazuela grande, salpimentar y colocar encima el muslo de pollo sin piel (o en caso de no utilizar carne, un chorro de aceite de oliva).

    3

    Cubrir con agua y llevar a ebullición.

    4

    Bajar el fuego y cocinar durante 30 minutos a fuego medio- alto o 1 hora a fuego más bajo.

    5

    Dejar enfriar para retirar la grasa de la carne en caso de haberlo cocinado con ella.

    6

    Colar el caldo presionando ligeramente las hortalizas para sacarles algo más de jugo.

    7

    Verificar la sal.

    Notes

    También se puede aprovechar la cocción del caldo para preparar garbanzos en una malla de legumbres y así tener varios platos de una sola vez. En caso de haber preparado el caldo con carne, esa carne también se puede aprovechar para otros platos.