Browsing Tag:

bebida

    Elaboraciones básicas

    Flores heladas

    Ya es diciembre y como cada año, los días pasan tan rápido que me doy cuenta pasado medio mes de que queda poco para que acabe el año. Qué locura de vida, los días deberían tener más de 24 horas. Ha sido un año especial, 2018 nos ha traído a Amaia y ha llenado de amor a nuestras familias. Estas serán sus primeras navidades y por eso serán aún más especiales para todos. A punto de cumplir los 7 meses (¡tiempo no corras tanto!), es una niña feliz, muy risueña, tranquila, con una mirada preciosa y cada día más achuchable si cabe. No sé si Asier será consciente de ello, pero el mejor de los regalos de este año le llegó hace casi 7 meses. Probablemente el mejor regalo que le haremos jamás.

    He preparado varios post de temática navideña que iré publicando poco a poco, ideas sencillas de cosas ricas y bonitas, para sorprender a vuestros familiares y amigos. Me hubiera gustado poder preparar algo más elaborado, pero trabajando y con dos niños, aunque a veces parezca lo contrario, no llego a todo.

    La idea de hoy es tan sencilla como resultona. Me gusta mucho aromatizar el agua y para darle un toque afrutado y muy vistoso, estos hielos son ideales. Tan sencillo como coger unos moldes (estos míos en forma de bola los compré en Tiger), colocar en el interior una fruta que en este caso sería una rodaja de lima, añadir unas flores comestibles o hierbas aromáticas, rellenar con agua y meter en el congelador para que se solidifique. ¡Et voilà, se hizo la magia!

    Si no podéis/queréis tomar alcohol, vuestras bebidas irán muy bien acompañadas con estos hielos. Os animo a crear la combinación de frutas y flores que más os guste. Ya no podrán decir que brindar con agua da mala suerte, imposible si va con semejante hielo bonito. Y por supuesto también pueden ser un buen complemento para el gintonic o bebidas similares, tan solo es cuestión de ir probando. Y cuando vayan saliendo las flores del hielo, se podrían hasta comer, aquí se aprovecha todo 🙂 Después de las pruebas preliminares de las que salieron estas fotos, ya tengo lista la segunda tirada que utilizaremos en Nochebuena, qué ganas de ver la cara de la familia.

    Respecto a las flores, las que he usado hasta ahora han sido violetas, caléndula, pensamiento, rosa y magnolia, pero voy probando con más. Ese colorido que aportan las flores es inigualable. Me las suele conseguir mi frutero. Un día se me ocurrió preguntarle a ver si podría conseguirme algunas y ahí empezó mi idilio con las flores. Preguntar en vuestra frutería de confianza, quizá os llevéis una sorpresa como yo.

    ¡A brindar bonito!