Superalimentos (Superfoods)

¿Cómo comenzaron los superfoods o superalimentos? A principios del siglo pasado, ya se hablaba de súpercomida en los países anglosajones, para describir “alimentos ricos en nutrientes y especialmente beneficiosos para la salud y el bienestar”. Hoy sabemos que se trata de una palabra genérica de la que se ha abusado, sobre todo por parte de la industria de la alimentación.

Así comienza uno de mis libros preferidos sobre este tema tan interesante (Superfoods, de Blanca Herp).  He leído y oído decir que son alimentos que están de moda, que cuando la moda pase dejarán de tomarse, y estoy totalmente en desacuerdo con esa afirmación. Nadie nace sabiendo y cuando te empiezas a interesar mínimamente sobre alimentación, te los encuentras de repente sí o sí, por lo que es imposible no “descubrirlos”. Sí es cierto que al igual pasa con todo lo que es bonito a la vista, hay gente que lo explota a modo de reclamo visual (Pinterest, Instagram, etc.), y acabamos pagando justos por pecadores los que sí los tomamos porque creemos que son beneficiosos para nuestra salud.

Entre los alimentos superfood podremos encontrar algas, semillas, verduras y hortalizas, brotes germinados, frutos secos, setas, proteínas vegetales, hierbas aromáticas y especias, cereales y legumbres, aceites y grasas vegetales, frutas y bayas, y endulzantes. Para aprovechar al máximo sus nutrientes la mejor opción será siempre escoger aquellos que provengan de la agricultura ecológica.

Bien sea porque no los conoces y quieres “descubrirlos”, porque te apetece incorporarlos a tu alimentación o porque buscas inspiración para elaborar tus propias recetas, esta es tu sección. Espero que encuentres por aquí lo que buscas y si no, no dudas en escribirme.

Superfood Ver todos