Browsing Category

Hábitos saludables

    Dulce/ Fruta/ Hábitos saludables

    Helados caseros (sin azúcar)

    Helados caseros (sin azúcar)

    Preparar helados caseros es muy sencillo, barato y con pocos ingredientes se pueden conseguir grandes resultados. Ahora que empiezan a subir las temperaturas y los días se alargan, apetece uno ¿verdad? Pues este post va precisamente de cómo preparar helados caseros INCREÍBLES. Cremosos, saludables y facilísimos. Solo necesitarás 5-10 minutos y pocos ingredientes que seguramente ya tengas en casa.

    Yo no tengo heladera (no puedo meter más aparatos en la cocina, si no me echan de casa jaja). Si también es tu caso, no te preocupes porque es posible hacer helados sin tener heladera. Si quieres un helado YA porque no quieres/puedes esperar, puedes hacer uno y comerlo AL INSTANTE. Y si prefieres un helado tipo polo con su palito, no te quedará más remedio que esperar unas horas a que tome forma en el congelador. Aquí tienes dos ideas de recetas para los dos tipos. Si tienes niños en casa, son una opción estupenda de comer helados naturales NO ultra azucarados.

    helados caseros

    HELADOS AL INSTANTE

    El helado más fácil y rápido de preparar en casa es el de FRUTA CONGELADA triturada. La regla básica para preparar estos helados saludables caseros es la siguiente: FRUTA CONGELADA + UNA GRASA NATURAL, que puede ser yogur natural, aguacate o mantequilla de frutos secos, por ejemplo. A mí personalmente me gusta más utilizar yogur natural (griego) porque le da una textura mucho más cremosa.

    Me hace mucha gracia que a Asier no le llamasen la atención los helados cuando era más pequeño. Su primer helado lo probó en Italia pasados los 3 años, y se animó porque le regalaron uno en la mítica y clásica heladería Giolitti. Hasta entonces, siempre decía “¡está frío!” mientras negaba con la cabeza. Nunca le insistimos, esperamos a que él marcase sus ritmos. En cambio Amaia ha empezado mucho antes. No tiene ni 1 año y cada vez que hacemos helado casero da botes de alegría. Los que ha probado son los que hemos hecho con fruta congelada triturada + yogur griego natural, ¡se relame!

    Helado saludable casero

    ¿Cómo lo preparo?

    Aquí las cantidades no son tan importantes, así que puedes empezar con 2 puñados de fruta congelada previamente troceada o frutos rojos enteros (moras, arándanos, frambuesas, fresas, cerezas, grosellas) + 2 cucharadas soperas colmadas de yogur natural (griego). Tritura bien en un robot de cocina o procesador de alimentos y observa si la textura es la que te gusta. Si queda muy espeso puedes añadir un poco de leche para aligerar, y si por el contrario queda muy líquido, añade más fruta congelada. Se puede endulzar con sirope (de arce, de agave) o con dátiles, aunque si en la mezcla de fruta va algo de plátano maduro, ya estará endulzado.

    fruta
    Las moras tiene unas semillas muy duras que resisten al triturado. Yo suelo pasar la mezcla triturada por un colador ancho para retirar estas semillas, sobre todo cuando los helados los van a comer los niños. No tienen nada de malo, pero son duras y se hace un poco desagradable cuando te las encuentras en el helado.

    Tener fruta troceada en el congelador es genial tanto para preparar estos helados naturales caseros como para hacer unos batidos de frutas refrescantes. Aprovecha para congelar fruta CUANDO:

    • Tienes plátanos maduros. Retira la piel y trocea. Guarda en un recipiente apto para congelador o bolsas de congelar.
    • La fruta está de temporada para comprar más cantidad por menos precio, como por ejemplo fresas o moras. Compra alguna caja de fresas maduras, trocea y congela. Las disfrutarás cuando ya no estén de temporada y no puedas comprarlas.

    HELADOS CON PALO

    Los helados con palo tipo polo, magnum o similar son los preferidos de los niños y no me extraña. Sujetar un helado con palo es gratificante, me trae muchísimos recuerdos de verano, aunque curiosamente no recuerdo haber preparado nunca helados en casa cuando era niña. Anda que no hubiera molado eso, porque a Asier le encanta verlos en el congelador. Tiene que ser genial para la mente de un niño saber que en tu congelador guardas esos tesoros.

    Para preparar estos helados necesitarás unos moldes, no tienen por qué ser los que aparecen en la foto claro, pueden ser los que quieras. Los hay de muchísimas formas, precios y materiales. Para los adultos y niños mayores nosotros tenemos los tipo magnum y algún otro que necesitan palitos de madera. Para niños más pequeños como Amaia que tiene casi 1 año ahora, preferimos unos moldes que en la base del helado tienen una base plana, así evitamos que se meta el palo entero en la boca. En Ikea mismamente tienes un pack de 6 moldes para polos por menos de 3 euros (no es patrocinado, lo prometo). Y si pasas de los moldes, también puedes congelar la mezcla en tarrina e ir sacando bolitas.

    polo fruta

    ¿Cómo los preparo?

    Si por ejemplo te apetece tomar la mezcla anterior de fruta pero con forma de polo o similar, basta con poner la mezcla en el molde y esperar unas horas a que endurezca. De todas formas la receta de helado de cacao que encontrarás a continuación es IRRESISTIBLEMENTE DELICIOSA. Tenía una batalla con los helados de cacao caseros porque hasta ahora intentando que fueran saludables, siempre acababa añadiendo plátano para endulzar y que cogieran consistencia cremosa. El caso es que a mi marido no le gusta ese regusto a plátano que tapa el resto de sabores, y después de trabajar con otras mezclas, he dado con LA RECETA. Primero disfruta de las fotos y luego baja un poco más para encontrar cómo prepararlo 🙂 Espero que después de este post y de practicar en casa, creas que sí es posible preparar helados caseros INCREÍBLES

    Chocolate

    COBERTURA

    Para rematar la jugada, algo que siempre triunfa es bañar los helados con chocolate derretido. Una vez que sacas los helados (sin cobertura) del congelador, y los bañas con una fina capa de chocolate derretido, dicha cobertura se endurece al momento en cuestión de segundos. Si el helado en sí es de cacao oscuro, contrastarlo con una capa de chocolate con leche es simplemente perfecto. El resultado es espectacular.

    A mí me gusta añadir un poco de aceite de coco al chocolate mientras se derrite al baño maría o al microondas para que quede más ligera la textura y tenga un acabado brillante. Ahora ya sabes algo más sobre cómo preparar helados caseros INCREÍBLES.

    helados caseros choco
    Magnum
    helados caseros cacao
    cacao

    POLO – PLÁTANO TUNEADO

    Y ya por último, un clásico, los polos de plátano tuneados. Los habrás visto en Instagram y en Pinterest, no son una novedad, pero sí me parecen interesantes porque aunque no dejan de ser simplemente fruta, llevan varios añadidos atractivos. Toque frío, presentado de una forma divertida y con toppings a gusto de cada uno. Un recurso facilón pero riquísimo y sano, a no ser que se le añadan cosas no tan sanas al topping 🙂 Son tan fáciles de preparar que parece un poco absurdo escribir cómo se hacen. Los pequeños detalles marcan la diferencia, como el truco que a mí me gusta para que los palitos se queden fijos en el plátano.

    Plátano helado

    ¿Cómo los preparo?

    1. Derretir el chocolate de la cobertura con un poco de aceite de coco al baño maría o en el microondas, con pausas para ir controlando que no se queme el chocolate.
    2. Pelar los plátanos y cortarlos por la mitad.
    3. Introducir el palo del polo en la base del plátano y hacer una arca con un lápiz para saber hasta dónde lo vamos a introducir.
    4. Sacar el palo y meter en la cobertura del chocolate hasta donde hemos hecho la marca.
    5. Escurrir el chocolate restante y volver a introducir el palo en la base del plátano por la parte del chocolate.
    6. Meter en el congelador unos 15 minutos mínimo para que se endurezca el chocolate.
    7. Sacar los plátanos del congelador y bañar la parte de la fruta en el chocolate introduciéndolo en vertical. Sacar y mantener unos segudos en el aire para que escurra el chocolate restante. De esta forma, al tener el palo fijado al plátano, no se caerá a la cobertura al bañarlo y se cubrirá de forma uniforme.
    8. Decorar con toppings antes de que el chocolate se endurezca. Frutos secos troceados, chocolate troceado, coco rallado, mantequilla de frutos secos, etc.
    9. Volver a congelar si no se van a comer al instante.
    Helados caseros (sin azúcar)

    Helado de cacao

    Print Recipe
    Serves: 4

    Ingredients

    • 60g de anacardos crudos sin sal
    • 180ml de leche o bebida vegetal
    • 25g de cacao crudo en polvo
    • 2 cucharadas de crema de dátil casera
    • 3 cucharadas de aceite de coco derretido
    • Una pizca de sal
    • COBERTURA:
    • 200g de chocolate con leche
    • 1 cucharadita rasa de aceite de coco sin derretir

    Instructions

    1

    Verter todos los ingredientes en una batidora o robot de cocina y triturar hasta que quede lo más homogéneo posible.

    2

    Rellenar los moldes con la mezcla y congelar durante mínimo 2 horas.

    3

    Se pueden comer así o con una capa fina de cobertura de chocolate.

    4

    Para preparar la cobertura, derretir al baño maría o en el microondas, el chocolate troceado junto con el aceite de coco.

    5

    Mezclar bien y cubrir los helados con una capa fina.

    6

    Cuando el helado está ya congelado, la cobertura se endurecerá al momento en cuestión de segundos. Se puede consumir al momento o volver a congelar.