Dulce

Mi tarta de manzana imperfecta

Hace unos días escribía en Instagram que me gusta hacer la tarta de manzana IMPERFECTA y lo enlacé con otro tema distinto, mi cicatriz. Es curioso, con lo perfeccionista que soy yo y la cantidad de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) que tengo, de vez en cuando me sorprendo a mí misma haciendo cosas así. Esta tarta de manzana me recuerda que nada es perfecto y que la belleza reside en las pequeñas imperfecciones que nos hacen especiales, diferentes, únicos.

Todos tenemos algo que nos hace únicos. Yo tengo una cicatriz que me lo recuerda a diario. Cuando era muy pequeñita tuve una fístula en la cara que me hacía sentir mucho dolor. Así resumiendo, una fístula es como una herida que nunca se termina de curar, un orificio que supura porquería que el cuerpo rechaza. Con 2 añitos me operaron para ver qué alcance tenía ese conducto, y al ver que estaba conectado con muchos nervios de la cara, decidieron no operarlo, era demasiado arriesgado. Fueron muchos años de dolores muy intensos y curas casi diarias que me hacían mi ama, mi amama y que acabé haciendo yo misma. Con 18-19 años de pronto la fístula dejó de abrirse y “desapareció”. Probablemente debería volver a la Clínica Universitaria de Pamplona para que revisen mi historial y ver qué tal está el tema, pero me da tanto miedo pensar que puede seguir “activo” en la sombra que de momento prefiero no darle muchas vueltas y dejarlo estar. Recuerdo el miedo que pasé en los dos embarazos pensando en que nuestros hijos también pudieran nacer con lo mismo. Desde luego, no es algo que le desee a nadie y menos a ellos. Los dolores cesaron en aquella época, aunque quedaron pequeñas secuelas que me recuerdan aquel calvario, entre ellas la cicatriz. Y he ahí su historia, mi historia.

Mi tarta de manzana es imperfecta y perfecta a partes igual, es una delicia de tarta que espero disfrutéis tanto como lo hago yo cuando la preparo. No tiene mucho misterio, pero es que con el tiempo he aprendido que las recetas sencillas bien elaboradas son las mejores sin ninguna duda. El secreto está en la elección de buenos ingredientes. A mí me gusta prepararla BIO total, con harinas integrales biológicas, una mantequilla de calidad biológica, unas manzanas roñosas sin pesticidas, un poquito de azúcar de coco sin refinar y poco más. Veréis que es muy fácil de preparar y el resultado es ESPECTACULAR.

Tarta de manzana

Print Recipe
Serves: 8 Cooking Time: 20 minutos + 60 minutos de horno

Ingredients

  • PARA LA MASA:
  • 300g de harina de espelta integral bio
  • 160g de mantequilla bio sin sal en pomada
  • Una pizca de sal
  • 5 cucharadas soperas de agua fría
  • PARA EL RELLENO:
  • 4 manzanas medianas roñosas sin pesticidas (manzanas de camarote las llama mi aita)
  • 6 pellizcos pequeños de mantequilla bio CON SAL
  • 2 cucharaditas de azúcar de coco sin refinar
  • 2 cucharadas soperas de mermelada de albaricoque con mucho porcentaje de fruta
  • Agua

Instructions

1

Para preparar la masa, poner la harina, la mantequilla en pomada y la sal en un cuenco, y mezclar bien con las manos limpias. La textura al principio es arenosa y parece que no se integral los ingredientes, pero poco a poco van juntándose.

2

Verter el agua y seguir mezclando con las manos. Se acabará formando una masa casi homogénea. No hace falta sobar mucho la masa, pueden quedar grumos.

3

Formar una bola, tapar con un trapo limpio y meter en la nevera.

4

Dejar reposar media hora. Cuanto más se deje en la nevera más costará luego trabajarla así que ojo.

5

Precalentar el horno a 180ºC calor arriba y abajo.

6

Engrasar un bolde bajo de tarta con un poco de mantequilla.

7

En una superficie limpia y enharinada, extender la masa con la ayuda de un rodillo, hasta conseguir un grosor de unos 3mm. No importa que se agriete el perímetro, no tiene por qué quedar perfecta 🙂

8

Colocar la masa en el molde y recortar los bordes, dejando 4cm aproximadamente de más desde el borde del molde para luego plegarlo hacia dentro.

9

Guardar la masa en el molde en la nevera mientras se prepara la fruta.

10

Pelar las manzanas, descorazonarlas y cortarlas en láminas no muy finas pero parecidas.

11

Colocar los trozos de manzana sobre la masa, superponiéndolas ligeramente hasta cubrir la superficie. No importa si quedan un poco amontonadas.

12

Repartir algunos pellizcos de mantequilla con sal por encima y el azúcar de coco también.

13

Doblar el borde de la masa hacia dentro, tapando el perímetro. Si ha sobrado masa, se pueden recortar tiras y decorar la superficie de la tarta.

14

Hornear durante 60 minutos.

15

En un cazo, diluir la mermelada con un poco de agua para aligerarla y hacerla líquida.

16

Cuando la tarta esté horneada, pincelar la manzana con el líquido hasta cubrirlo bien todo.

17

Servir templado con yogur natural y canela (opcional).

Subscribe & Follow

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply