Hábitos saludables/ Superfood

Súper alimentos que no creerías que lo son y los beneficios que tienen en la alimentación durante el embarazo

Durante el embarazo, no es precisamente el momento más indicado para empezar ninguna dieta, pero SÍ desde luego para poner más atención a lo que ingerimos, ya que lo que pongamos sobre nuestro plato durante estos meses de gestación tendrá efecto positivo o negativo en nuestro cuerpo y nuestro bebé. Algo que he sacado en claro tras el primer y ahora durante el segundo embarazo, es que no hay demasiada unanimidad de criterios en lo que a la alimentación de la embarazada. Es decir, los consejos alimenticios de los especialistas que nos tratan durante los meses de embarazo, suelen variar dependiendo de cada uno. Por lo tanto, mencionaré los criterios que YO he tenido y tengo en cuenta durante mis embarazos, pero eso no quiere decir que sea lo que haya que hacer, cada una tiene que ver qué tipo de alimentación quiere seguir.

Evidentemente, la recomendación general es que la embarazada siga una ALIMENTACIÓN SALUDABLE rica en verdura, fruta, y libre de grasas saturadas y azúcares. Por supuesto, ni hablar del alcohol, y hay ciertos alimentos que se deberían EVITAR (Repito, esto es lo que yo hago. Entiendo que haya gente que no siga las mismas recomendaciones. Ante cualquier duda, se debería consulta con un especialista):

  • Carne cruda o poco hecha.
  • Pescado crudo o poco hecho.
  • Huevo crudo o poco hecho (aquí también se incluiría la mayonesa casera con huevo crudo y las claras crudas montadas, presentes en muchos postres. Las mayonesas que podemos encontrar en el supermercado son elaboradas con huevo pasteurizado, por lo que no hay problema).
  • Pescados grandes que contengan metales pesados (Atún (no pasa nada por tomar una pequeña cantidad cada cierto tiempo), pez espada, Panga…).
  • Marisco.
  • Embutido (a no ser que se congele previamente durante al menos 72horas).
  • Lácteos elaborados con leche cruda sin pasteurizar (los quesos elaborados de leche cruda y que tengan más de 8-10 meses de curación SÍ se pueden comer).
  • Cafeína y teína.
  • Patés.

La fruta y la verdura deben limpiarse bien antes de ingerirla (yo no uso ningún producto químico para hacerlo, solo con un poco de paciencia y en todo caso con la ayuda de vinagre de manzana, todo queda estupendamente limpio), y beber mucha agua es fundamental para mantenerse bien hidratada.

En este post junto dos temas que aunque al principio pueda parecer que no tienen nada que ver, no es para nada así, ya veréis. Hay alimentos que quizá no pensemos que son SÚPER ALMIENTOS, pero no solo SÍ lo son, si no que además son estupendos para LA EMBARAZADA. Antes de indagar a cerca de los súper alimentos, cuando oía hablar sobre ellos (súperalimentos o súperfoods), lo que me venía a la cabeza solía ser:

  1. ¿Súper… qué?
  2. Vienen de lugares muy lejanos.
  3. Son carísimos.
  4. No sé ni cómo podría sacarles partido.
  5. Es una moda pija, ya pasará.

Sigo pensando que son carísimos, que muchas personas los usan o hacen ver que los usan porque piensan que están de moda. Muchos ni los he probado ni creo que lo haga, pero después de leer largo y tendido sobre ellos, mi forma de entender por qué están realmente de “moda” es muy diferente a la de hace tiempo cuando no conocía su existencia. Aún así, es fácil pensar que los súperalimentos o súperfoods son alimentos que tienen nombres muy raros, que provienen de lugares muy lejanos y que ni nuestras abuelas ni madres sabrían qué son. La mayoría sí que entran dentro de esas características, y mi recomendación personas es que antes de lanzarse de cabeza sobre ellos y gastarse un dineral para luego aparcarlos en el fondo del armario, lo mejor sería informarse un poco para ver si realmente vais a sacarles partido o no.

Y ¿si os digo que la cebolla, el ajo y las espinacas también son súperalimentos qué me diríais? Tenemos a nuestro alrededor alimentos con unos valores nutricionales tremendos. No tienen ese aire exótico que puedan tener el Acai, el Camu camu, la Lúcuma, las Bayas de Goji, etc pero son muy nuestros, muy mediterráneos y llevan presentes en nuestra alimentación muchísimo tiempo. Os cuento esto para que valoremos un poco más lo que tenemos a nuestro alcance y luego ya que cada uno se construya su alimentación de la forma que mejor considere. Aquí algunos ejemplos y los BENEFICIOS que tienen también para las embarazadas o para las mujeres que quieran embarazarse:

  • AJO: Sus compuestos antioxidantes refuerzan la función inmunológica y eliminan las toxinas nocivas. Su acción antifúngica no altera los niveles de bacterias beneficiosas e impide que la madre pase las cándidas al bebé.
  • ALCACHOFA: El calcio y el magnesio presentes en la alcachofa preservan la salud de los huesos de la madre y del bebé, y alivian los dolores musculares y la ansiedad. Aportan minerales esenciales necesarios para mejorar la circulación, mantener los niveles de fluidos y potenciar el desarrollo de los huesos.
  • APIO: Contiene folato para el correcto desarrollo del feto. El alto contenido en potasio y agua aseguran la hidratación de la madre y un suministro extra de fluido para el embrión. La vitamina C, las vitaminas B y el magnesio equilibran el azúcar en sangre, generando niveles estables de energía.
  • CALABAZA: Contiene antioxidantes que protegen tanto a la madre como al bebé frente a factores de estrés ambientales e internos. El manganeso produce la enzima antioxidante SOD y fomenta un crecimiento saludable de huesos y cartílagos.
  • CEBOLLA: Buena fuente de azufre limpiador, ayudan a mantener las toxinas alejadas del bebé. Las cebollas ayudan a prevenir los catarros y resfriados, que pueden ser más difíciles de curar durante el embarazo. El azufre y las vitaminas C y A ayudan a generar colágeno para el crecimiento.
  • COL (blanca, rizada, roja): Son un refuerzo importante para el sistema inmunológico tras el parto. Los glucosinolatos fomentan el equilibrio hormonal y refuerzan el sistema inmunológico. La vitamina E presente en las coles, ayuda a prevenir las estrías. Contienen sulforafanos y carotenoides que protegen la placenta y al bebé de daños tóxicos.
  • COLIFLOR: El folato y la colina colaboran para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural. Contienen compuestos de azufre que ayudan a desintoxicar y a equilibrar las hormonas femeninas.
  • BRÓCOLI: Posee unas fantásticas propiedades desintoxicantes que ayudan a preparar el sistema reproductor femenino para el embarazo.
  • ESPINACAS: Los carotenoides antioxidantes ayudan a curar los daños durante el posparto, que también ayudan a que la leche materna proteja al recién nacido de la exposición a la luz. La vitamina K se pasa al bebé para lograr un crecimiento constante de los huesos.
  • REMOLACHA: Estimula el crecimiento durante el embarazo, a la vez que reduce el riesgo de daños al feto protegiendo el ADN y eliminando toxinas. El potasio ayuda a regular la presión sanguínea y a prevenr la retención de líquidos. La betaína es buena para desintoxicar y prevenir con ello cefaleas, cansancio y náuseas.
  • RÚCULA: Contiene sulforafanes, compuestos que proporcionan la protección natural óptima para la futura madre y el bebé. Contiene calcio, vitamina C y beta-caroteno, todos ellos necesarios para formar el esqueleto.
  • TOMATE: Casi todos sus antioxidantes son liposolubles, lo que significa que protegen las zonas grasas del cuerpo (órganos reproductores, óvulos y esperma). Gran antioxidante y mantiene el cuerpo bien hidratado.
  • ZANAHORIA: Los carotenoides que dan a las zanahorias su color vivo aportan protección a las zonas adiposas del bebé, como el cerebro, el hígado, la piel y los ojos. Una forma segura de ingerir y almacenar vitamina A.

Por supuesto hay más, pero no quería hacer una lista eterna 😉

En definitiva, lo que debemos evitar es OBSESIONARNOS con el tema, así que calma e intentar disfrutar de esta etapa lo máximo que podáis. No pretendo ser dogmática en ninguno de los posts, y menos en lo que se refiere a este tema, así que espero que no se malinterpreten mis palabras y se entienda que hablo desde mi experiencia porque es un tema que me apetecía mucho dejar reflejado en mi blog.

Si os apetece leer sobre el tema e informaros más a cerca de alimentación saludable (estando o no embarazada), os recomiendo estos libros:

  • Mamá come sano – Julio Basulto.
  • La buena nutrición – Victoria Lozada.

Subscribe & Follow

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Aida - Deditos en la masa
    08/03/2018 at 21:55

    ¡Suscribo todo! Será que hemos leído los mismos libros a los que no nos ha llevado la casualidad ☺
    Tengo las mismas cosas en cuenta que tú salvo que las verduras crudas las lavo con lejía alimentaria y que me tomo un café con leche al día (que paladeo como el mayor vicio secreto de todos los tiempos, sólo me falta ocultarlo 😀). Pero poco cambio mi alimentación en el embarazo respecto a la habitual, excepto que cuando como fuera me restrinjo a lo muy cocinado y que prescineo de una cervecita que me pirra 😊

  • Reply
    Buyviagra
    14/03/2018 at 23:12

    Gentzane, thanks a lot for the post.Really thank you! Much obliged.

  • Leave a Reply