Desayunos + Brunch

Pancakes (tortitas) de trigo sarraceno

Los fines de semana nuestros desayunos son mucho más tranquilos, y cuando no tenemos que trabajar, esos dos días nos lo tomamos todo con mucha calma. Entre semana vamos a toda pastilla y además nunca coincidimos los tres, por lo que tenemos más que justificado disfrutar de nuestros desayunos slow. Uno de esos desayunos pueden ser estos pancakes, aunque os confieso que a la que realmente le gustan es a mí, a los chicos ni fu ni fa, prefieren otras cosas. Pero como sé que os va a gustar y es una receta estupenda a la par de sencilla y rápida de preparar.

La diferencia entre un pancake tradicional y este es que a pesar de que ela elaboración es muy similar, los ingredientes son totalmente distintos. Digamos que este pancake sería la versión saludable del tradicional. La  masa base del tradicional consta de leche, mantequilla, huevos, harina, levadura, azúcar, sal y opcionalmente, una especia, esencia o extracto (canela, jarabe de arce o mermelada por ejemplo). En cambio estos pancakes solo necesitan huevos, plátano, harina de trigo sarraceno (que puede ser sustituida por cualquier otra excepto una de fuerza) y una pizca de sal. El dulzor se lo aporta el plátano maduro, por lo que nos ahorramos mucho azúcar refinado en su contenido.

El trigo sarraceno (Fagopyrum esculentum) es realmente un falso trigo. Se considera popularmente un cereal, aunque no lo sea; ya que, a pesar de poseer características similares, no pertenece a la familia de las gramíneas sino a las poligonáceas. Es originario del Asia Central. Aunque se ha cultivado también tradicionalmente en muchos países, hoy en día los principales países productores son también los mayores consumidores. China produce el 55 % del total mundial, seguido por Rusia (20 %), Ucrania (15 %) y Estados Unidos (3,5 %).

El trigo sarraceno es un alimento rico en ácido oleico, linoleico, palmítico y linolénico, que ayuda en la lucha contra el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. También tiene un alto contenido en proteínas y como he dicho antes, sin nada de gluten. Para que el cuerpo lo asimile mejor y nos podamos aprovechar de sus nutrientes al máximo, al igual que pasa con las semillas, lo ideal es dejar los granos a remojo durante 8 horas aproximadamente (por la noche). Esto hará que suelten una baba traslucida que retiraremos escurriendo y pasando los granos por agua. Su harina es utilizada para la elaboración de galettes (crêpes), gachas, fideos y pasta, entre otros alimentos. Y en grano también hay un sin fin de posibilidades: con yogur, con fruta, en granolas, en cremas, en porrige, etc. Mi recomendación personal si queréis incorporar el sarraceno a vuestra dieta, es que empecéis por probar la harina preparando una crêpe o el bizcocho de esta receta, y después os animéis con el grano ya que su sabor es bastante intenso y no a todos agrada.

Print Recipe
Serves: 4 unidades Cooking Time: 10 minutos

Ingredients

  • 1 plátano maduro
  • 2 huevos medianos
  • 4 cucharadas de harina de trigo sarraceno
  • 1 pizca de sal
  • TOPPINGS:
  • Frutos secos
  • Frutos rojos (congelados o frescos)
  • Fruta troceada
  • Chocolate 70% o superior derretido

Instructions

1

Pelar y trocear el plátano

2

Verter todos los ingredientes en un vaso batidor y triturar hasta que quede lo más homogéneo posible

3

Calentar una sartén a fuego medio con un poquito de aceite de coco y distribuirlo por toda la superficie para que después la tortita no se pegue

4

Verter en la sartén un poco de la masa y esperar un minuto hasta que se haga. Repetir la operación por el otro lado dándole la vuelta

5

Retirar y repetir operación varias veces hasta acabar la masa

6

Decorar con el topping que más te guste (frutos secos, chocolate negro derretido, frutos rojos, etc.

Subscribe & Follow

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply