Elaboraciones básicas

Yogures caseros en yogurtera

El día que pensé comprar una yogurtera para preparar nuestros propios yogures caseros, me miraron muy raro en casa. Todo parecía apuntar a que acabaría adquiriendo otro pequeño electrodoméstico al que daría uso unos pocos días para después desterrarlo en algún rincón. Hasta yo misma empecé a pensar que podría pasar, después de la “mala” experiencia con la panificadora. Estuve valorándolo un tiempo y al final me decidí por el sí. Desde entonces preparamos yogures caseros realmente ricos, naturales y con tan solo 2 ingredientes.

¿Merece la pena?

Todo dependerá de la cantidad de yogures que consumáis en casa y el objetivo que os marquéis. Si el objetivo se centra en abaratar gastos y sois más de 2 personas las que consumiréis los yogures, el ahorro apenas se notará. Hoy en día hay yogures en los supermercados por menos de 1€ las 4 unidades. Y además, en caso de comprar una yogurtera (también se pueden preparar con el método tradicional), habría que tener en cuenta ese gasto inicial.

Si el objetivo se centra en consumir yogures caseros con 0 conservantes, adictivos y volver a lo natural, preparándolos con tan solo 2 ingredientes (leche y yogur o fermento láctico), entonces la diferencia sí es notable, están riquísimos. Y además, en este último caso, dejamos de producir residuos al reutilizar los tarros de cristal de la yogurtera en cada tanda de yogures.

¿Qué ingredientes necesitamos? Para yogures naturales no azucarados. 

  • 1 litro de Leche (de cabra, de oveja o de vaca).
  • 1 yogur (de cabra, de oveja o de vaca) de 150ml o 1 sobre de fermento láctico.

La leche puede ser de cualquiera de los 3 tipos mencionados, dependerá de los gustos que tengáis o de lo que os apetezca en cada ocasión. La recomendación general para un buen resultado es que la leche sea entera, porque así tendrá más consistencia.

En cuanto al yogur, cuanta mayor calidad tengo mejor sabrán los yogures que preparemos. Se pueden utilizar los de 125ml, pero con un poco más de cantidad quedarán menos líquidos. Una vez que preparemos los yogures en casa, se puede reservar hasta 5 veces un yogur de cada tanda para las siguientes tandas. Es decir, si en una tanda salen 7 yogures, reservaremos uno para la siguiente, y de esta forma sí estaremos ahorrando dinero. Esta operación se puede repetir hasta 5 veces, a la sexta vez convendría empezar de nuevo con un yogur comprado.

El yogur que utilizamos en la mezcla previa se puede sustituir por sobres de fermentos lácticos, como por ejemplo el fermento láctico de yogur Búlgaro que hemos probado este verano. Os dejo el link por si queréis comprarlo y otro al blog de Mamá en Bulgaria, donde escribió un post sobre este alimento estupendo. Personalmente, no sé cómo serían los yogures si pudiera prepararlos con un yogur fresco búlgaro (seguramente mil veces mejor), pero con los sobres de fermento no noté mucho la diferencia comparándolo con uno elaborado con yogur de aquí. También es un gasto que hay que valorar.

¿Cómo los preparamos?

CON YOGURTERA:

  • Verter en un bowl 1 litro de leche junto con el yogur o sobre de fermento láctico. Batir con batidora o mezclar con varillas hasta que todo quede homogéneo.
  • Distribuir la mezcla en los tarritos de la yogurtera y sin ponerles las tapitas individuales, colocar la tapa general de la yogurtera.
  • Programar la yogurtera para 12 horas (lo mejor es programarlo sobre las 19-20horas y así estarán listos a primera hora del día siguiente. Cuantas más horas estén en la yogurtera, mayor consistencia y mayor acidez tendrán.
  • Tapar los tarros y meterlos en la nevera al menos 2-3 horas antes de consumirlos.

OTRAS TÉCNICAS:

  • Thermomix.
  • Estilo tradicional en horno.
  • Estilo tradicional en olla a presión.

¿Cómo los consumimos?

En casa los comemos así al natural acompañados con fruta, endulzados con un poco de miel o como ingredientes para batidos de frutas y verduras. Lo bueno de que estén en tarros con tapa es que una vez abiertos se pueden volver a tapar y meter en la nevera para consumirlos en otro momento.

¿Qué yogurtera elegimos?

Hay muchas marcas y modelos diferentes, y todas funcionan bastante parecido. Lo que yo sí aconsejo es elegir una yogurtera con botes individuales y no de un solo recipiente de 1 litro o más. La nuestra es esta de Moulinex, aunque sabemos que la de Lidl es estupenda también.

Subscribe & Follow

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply