Desayunos + Brunch

Pudding de chia y batido verde: Un desayuno de 10

Pues parecerá una bobada publicar una combinación de dos recetas ya publicadas, pero tiene más sentido del que creéis. He decidido escribir esta receta por varias razones:

  1. Es una combinación deliciosa y puede servir de inspiración para ver que son dos elaboraciones que encajan perfectamente juntas.
  2. Quiero demostrar que hay mundo más allá de los desayunos de café + tostadas, que ojo, están genial, pero hay muchas formas de darle la vuelta a un desayuno y hacerlo mucho más nutritivo.
  3. Las proporciones que pongo en esta receta son ideales para el desayuno de dos personas, o para el desayuno de una persona para dos días. A veces puede parecer que este tipo de desayunos lleva mucho tiempo prepararlos, pero nada más lejos de la realidad. Con un poquito de organización, podemos hacer maravillas.

Las nueces pecanas (Carya illinoinensis) contienen aminoácidos y proteínas, fibra, grasas, almidón y azúcares, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, beta carotenos, ácido fólico y vitaminas A, B6, C, E y K. Entre los minerales son ricas en calcio, hierro, magnesio. fósforo, potasio. zinc, cobre, manganeso y selenio. Al igual que el resto de nueces, y prácticamente todos los frutos secos, las pecanas, que destacan por su alto contenido en antioxidantes y en grasas mono saturadas, ayudan a combatir el colesterol nocivo. Entre sus virtudes destacan la protección del sistema cardio vascular. Además, la ingesta de pecanas, de nueces y de frutos secos en general, ayuda a reducir el riesgo de diabetes del tipo 2.

Los vegetales de hojas verdes, en este caso las espinacas, tienen una de las concentraciones más altas de nutrientes que existe entre todos los alimentos del planeta. Son fáciles de digerir, tienen compuestos quemagrasas, vitaminas y minerales. Contienen una gran variedad y cantidad de sustancias beneficiosas, como los aminoácidos, los fitoquímicos proactivos y las bacterias saludables que nos permiten reconstituir tejidos musculares, mejorar el funcionamiento del sistema digestivo y protegernos de enfermedades e infecciones. Lo mejor es elegir aquellos vegetales de hojas verdes que se encuentren de temporada, pues contendrán un mayor contenido de nutrientes. Otoño-invierno: Col kale, coles, brócoli, acelgas, espinacas, endibia, escarola, hojas de remolacha. Primavera-verano: Lechugas, espinacas, hojas de nabo, hojas de remolacha, rúcula, canónigos. Las espinacas y demás vegetales de hojas verdes, tienen un denominador común: la clorofila. Consumir alimentos ricos en clorofila hace que aumente la producción de hemoglobina en sangre, y en definitiva, supone tener una sangre con más oxigeno.

La semilla de chía contiene muchas propiedades como: proteínas, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina entre otras. En comparación con otros alimentos tiene de proteína dos veces más que cualquier semilla, cinco veces más calcio que la leche entera, dos veces la cantidad de potasio en los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas y siete veces más omega3 que el salmón. Su elevada cantidad de fibra ayuda a mantener un transito intestinal regular, a reducir el colesterol y a mantener los niveles de azúcar en sangre. Mejoran la capacidad mental y fortalecen el sistema inmunológico.

Pudding de chia y batido verde

Print Recipe
Serves: 2

Ingredients

  • 200ml de leche
  • 2 cucharadas soperas de semillas de chia
  • 1 puñado de espinacas frescas
  • 1 kiwi
  • 1/2 manzana
  • Frutos rojos frescos o congelados
  • Nueces pecanas
  • 1/2 vaso de agua

Instructions

1

En un mortero, aplastar ligeramente 1 cucharada de semillas de chia e introducirlas en un bote pequeño.

2

Repetir la operación con la otra cucharada de semillas e introducirla en otro bote pequeño.

3

Verter 100ml de leche en cada bote, agitar, tapar y dejar reposar en la nevera toda la noche.

4

Al día siguiente, triturar las hojas de espinacas junto con la media manzana (sin pelar), el medio kiwi (pelado) y el medio vaso de agua.

5

Verter el batido verde en los botecitos del pudding de chia y decorar con frutos secos y nueces.

Notes

Las frutas se pueden sustituir y crear otras combinaciones que os gusten más.

Subscribe & Follow

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply