Cenas ligeras de calabacín

17 de julio de 2017

Este post tiene un claro objetivo: ODA AL CALABACÍN. Producto de temporada, súper versátil y muy muy saludable. Se compone de un 95% de agua, no tiene apenas aporte calórico y es una buena fuente de potasio. En casa nos gusta porque es muy versátil y lo usamos para muchas elaboraciones: Cremas de verduras, lasañas vegetales, noodles, tempuras, etc. Sobre todo en verano es cuando mejor están de precio y eso también es importante para que el bolsillo no sufra demasiado. Además, es cuando más rico está por tratarse de un producto de temporada.

Las dos recetas que os traigo hoy son muy sencillas porque son recetas que hemos tomado a la hora de la cena y a esas horas no nos solemos complicar mucho la vida. Lo cual no quiere decir que sean recetas simples y menos ricas, al contrario. A veces lo sencillo es mejor. Recetas para toda la familia :)

CREMA DE CALABACÍN Y KALE

¿Qué necesitamos?

  • 2 calabacines grandes.
  • 4 puñados de hojas de kale o col rizada. 
  • 1 cebolla grande. 
  • 1 diente de ajo. 
  • 1 litro de caldo de verduras (a poder ser casero) o en caso de no tener, agua y una pastilla de "starlux" de verduras. 
  • Aceite de oliva virgen. 
  • Sal.
Elaboración:
  1. Pelar y cortar la cebolla en trozos.
  2. Limpiar el calabacín y cortarlo en trozos. 
  3. Limpiar bien las hojas de kale y trocear un poco. 
  4. Picar el diente de ajo. 
  5. Verter un chorro de aceite en la olla y sofreir la cebolla, el ajo, el calabacín y la kale. 
  6. Verter el litro de caldo o agua con la pastilla. 
  7. Sazonar. 
  8. Poner la tapa y cocinar unos minutos hasta que pite (también se puede preparar a la manera tradicional sin olla, claro).
  9. Triturar en la batidora. 


PANCAKES DE CALABACÍN

¿Qué necesitamos?
  • 1 calabacín mediano. 
  • 2 huevos. 
  • 3 cucharadas de harina de arroz integral. 
  • 200g de Gouda de cabra o queso tipo feta. 
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen. 
Elaboración:
  1. Limpiar bien el calabacín y rallarlo grueso con un rallador de queso. 
  2. Rallar el queso o desmigarlo con las manos. 
  3. Batir los huevos.
  4. Mezclar el calabacín, los huevos batidos y el queso. 
  5. Añadir la harina y mezclar bien con la ayuda de unas varillas. 
  6. Salpimentar. 
  7. Calentar una sartén con un poquito de aceite y verter un poco de la mezcla en el centro. 
  8. Dejar unos segundos hasta que creáis que se ha dorado ligeramente, y darle la vuelta con una espátula para repetir el proceso por el otro lado. Sacar de la sartén.
  9. Repetir hasta acabar con toda la masa. 

¡A disfrutar!

1 comentario

  1. Uuuauuuu eso lo probamos fijo. Ya te contaré! Muac

    ResponderEliminar