Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

22 de mayo de 2017

Cada cierto tiempo me gusta revisar las recetas publicadas por si pudiera hacer algún tipo de mejora en cuanto a ingredientes o elaboraciones, y aquí estamos. Hace 3 años (se dice pronto) publiqué un post con 2 recetas entre las cuales se encontraba una crema de cacao sin azúcar. En ese momento me parecía lo más porque acababa de "descubrir" el sirope de agave y se abría ante mí un mundo de posibilidades en el que no había cabida para el azúcar blanco refinado. Como ya sabéis, mi modo de cocinar ha cambiado porque ahora me preocupo mucho más por los alimentos que consumo, y sobre todo por intentar evitar al máximo posible el azúcar refinado.


Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

Así pues, aunque el sirope de agave sigue siendo una opción algo más saludable que el azúcar blanco (caca caca), existen opciones más saludables a las que podemos recurrir en caso de querer darnos un capricho como el que os traigo hoy. Sigo utilizando sirope de agave oscuro, porque he leído hace poco que el claro es bastante parecido al azúcar blanco. Aún así, si puedo utilizar otro tipo de endulzantes como por ejemplo los dátiles de esta receta, mejor. La crema de cacao es algo a lo que creo que no podría renunciar, pero eso sí, casera. Vamos allá. 

¿Qué necesitamos?
  • 200g de dátiles sin hueso. 
  • 90g de manteca de avellana.
  • 20g de cacao puro en polvo.
  • 1/2 vaina de vainilla. 
  • 100ml de agua.
Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

Elaboración:
  1. Dejamos los dátiles a remojo en abundante agua toda la noche.
  2. Al día siguiente, sacamos la pulpa del interior de la vaina de vainilla. Reservamos.
  3. Escurrimos los dátiles y los trituramos con ayuda de un robot de cocina, junto con el agua, hasta conseguir una pasta lo más homogénea posible. Triturar el tiempo que sea necesario. Cuanto más lisa quede la pasta, mucho mejor. Si fuera necesario, añadir un poquito más de agua. 
  4. Incorporar la manteca de avellana, la pulpa de la vaina de vainilla y volver a triturar. 
  5. Añadir el cacao en polvo y mezclar bien hasta que se incorpore del todo. 
  6. Guardar en un recipiente hermético y conservar en la nevera.
Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

La manteca de avellana es fácil de preparar en casa. Tan solo habría que poner a remojo los frutos secos en agua durante al menos 4 horas, después escurrir y triturar con un robot de cocina hasta conseguir una pasta. Es un proceso un poco lento si no se tiene un robot de cocina muy potente. En caso de no tenerlo (como me pasa a mí), es cuestión de echarle paciencia y triturar repetidamente en intervalos cortos hasta que se haga la magia. El fruto seco acabará soltando sus aceites naturales y eso hará que los trocitos se conviertan en polvo y finalmente, en manteca. Si preferís evitar este proceso lento, podéis recurrir a mantecas de fruto seco que se pueden adquirir en tiendas de productos naturales. Lo único en lo que hay que fijarse sí o sí, es en que el único ingrediente sea el fruto seco. Es decir, en este caso, 100% avellana, nada más. 

Los dátiles son muy nutritivos y contienen vitamina A, tiamina, riboflavina, niacina, triptófano y ácido ascórbico. Por su alto contenido de azúcar se consideran energéticos y afrodisíacos. 


Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

La crema de cacao por muy casera que sea y por mucho menos azúcar que lleve, sigue siendo un capricho del que es mejor no abusar a diario. De este modo sé lo que estoy comiendo y si me apetece una buena rodaja de pan con crema de chocolate, esta es mi primera opción. 

1 comentario

  1. Ay, qué pintaza... y además ese bocadillo tamaño barra... me pierde!

    ResponderEliminar