Verde que te quiero verde

31 de enero de 2017

Todo lo verde mola, y si no que se lo pregunten a Federico García Lorca, quien dejó claro en "Romance sonámbulo", que el verde es muy inspirador.


Verde que te quiero verde. 
Verde viento. Verdes ramas. 
El barco sobre la mar 
y el caballo en la montaña. 
Con la sombra en la cintura 
ella sueña en su baranda, 
verde carne, pelo verde, 
con ojos de fría plata. 
Verde que te quiero verde. 
Bajo la luna gitana, 
las cosas le están mirando 
y ella no puede mirarlas.
...

En cuanto a la alimentación, cuanto más verde MUCHO MEJOR. Así que hoy os traigo una bebida verde que me encanta. No porque sea enero, ni porque quiera bajar de peso, ni porque no coma otra cosa más que eso, si no porque sé que es buenísimo para la salud en cualquier época del año, porque es muy refrescante y porque me sienta de maravilla sobre todo por las mañanas. Como me habéis preguntado por ella cuando la he publicado en rrss y porque mi madre quiere tener esta receta en el blog sí o sí, ahí os va. La receta no es ningún misterio, ni tengo el copyright de esta receta, podréis encontrar muy similares en Internet. Tan solo hay que jugar con las proporciones y los ingredientes para dar con vuestras combinaciones preferidas.


¿Qué necesitas?
  • 1/2 piña natural troceada (sin piel).
  • 1/4 de pepino troceado con piel.
  • 1 trozo de jengibre fresco.
  • 1/2 lima o 1 limón. 
  • 1 trozo de rama de apio. 
  • 1/2 cucharadita de espirulina. 
  • 2 puñados de espinacas frescas. 
Elaboración:
  1. Licuamos la piña, el pepino, las espinacas, el apio, la lima o el limón y el jengibre. 
  2. Pasamos la mezcla a la batidora, añadimos la espirulina y batimos bien. 

Destaco la presencia de la raíz de jengibre y del apio como un plus en esta bebida porque son una maravilla. El jengibre se lleva usando con fines medicinales desde hace miles de años. Es antiinflamatorio, estimula los jugos gástricos, antioxidante, previene ataques al corazón, previene el cáncer de piel, ayuda a tener mejores digestiones y también a bajar de peso, entre otras muchas cosas.

El apio, aunque tiene un sabor bastante potente y no le gusta a mucha gente, es interesante incluirlo en esta bebida, ya que contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E, minerales como el potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, cobre y silicio. Es una verdura diurética, antioxidante, antiinflamatoria, expectorante, depurativa, sedante, digestiva, inmunoestimulante y analgésica. 

Ya solo os queda probar a preparar esta bebida y si fuera necesario, ajustar la cantidad de jengibre o apio a vuestro gusto, pues estos dos ingredientes pueden saturar y asustar el paladar de quien no está acostumbrado a tomarlos. Mejor empezar con pequeñas cantidades hasta dar con la proporción deseada. 


1 comentario

  1. me encantan estas bedidas!! la verdad es que me ayudan a pasar la mañana sin tener ganas de tomar nada más y con el aporte de vitaminas es un plus añadido
    Saludos

    ResponderEliminar