Sopa de cebolla

28 de noviembre de 2016

La sopa de cebolla es uno de esos platos que cuenta con una historia bastante interesante. Al parecer, se toma desde al menos la época medieval y está estrechamente relacionada con la hambruna. Cebolla, agua y pan son sus principales ingredientes, aunque con el paso del tiempo la receta se ha ido refinando y hoy en día se prepara con plantas aromáticas y queso gratinado.

Ahora que llega el frío y las comilonas navideñas, me parece que es una receta muy acertada. No es muy complicada de preparar, todo lo contrario diría yo, tan solo hay que elegir los ingredientes con mimo y después disfrutar.


INGREDIENTES (4 raciones):
  • 1/2 baguette de calidad, de hace unos días. 
  • 25g de mantequilla. 
  • 1 cebolla grande. 
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco.
  • 1/2 cucharadita de azúcar.
  • 1/2 vaso de vino blanco. 
  • 700ml de caldo de pollo, verduras o carne. 
  • 100g de queso Comté o Gruyere rallado. 
  • Sal y pimienta negra recién molida. 
  • Aceite de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN:
  1. Cortar la cebolla en tiras lo más finas posibles. Se puede hacer a mano si se tiene maña, si no con una mandolina queda perfecto. 
  2. Calentar un chorro de aceite en una cacerola y añadir la mantequilla. Cuando se empiece a derretir, añadir la cebolla cortada. Rehogar a fuego suave hasta que la cebolla tenga un color dorado intenso (aproximadamente 30 minutos). 
  3. Cuando empiece a dorarse, añadir el azúcar y no parar de remover para que no se queme. Cuando tenga bastante color, incorporar el tomillo y el vino. Dejar reducir el vino.
  4. Verter el caldo y llevar a ebullición. Cocer a fuego suave 20-25 minutos. 
  5. Comprobar la sazón y añadir sal y pimienta al gusto. Si estuviera muy dulce, se podría añadir un poco de vinagre de vino. 
  6. Cortar el pan en rebanadas de unos 2 cm. Es importante que el pan sea de hace unos días, porque estará seco y chupará mejor el caldo. 
  7. Precalentar el gratinado a 180ºC. 
  8. Rallar el queso grueso. 
  9. Llenar 4 cazuelitas con el caldo (con o sin las tiras de cebolla, eso ya lo dejo a gusto de cada uno). 
  10. Poner 2 o 3 rebanas de pan encima del caldo y sobre el pan, un puñado de queso rallado. 
  11. Meter las cazuelitas en el horno y gratinar 5-10 minutos hasta que se derrita y se dore el queso. 

Como os digo, yo creo que el éxito de esta receta es la elección de los ingredientes, porque la elaboración no es muy complicada. Los quesos que mejor le pueden ir, en mí opinión, son el Comté, el Gruyere o similares, ya que funden muy bien y combinan de maravilla con el dulzor de la cebolla. Si quisierais que el queso fuera un poco más fuerte o con más sabor, elegiría Appenzeller, por ejemplo. El tomillo se puede sustituir por otra planta aromática que os guste más, ya que entiendo que el tomillo aporta mucho sabor y puede llegar a cansar. 

Queso Comté y baguette estilo francesa


No hay comentarios

Publicar un comentario