Bollos suizos

2 de septiembre de 2016

El bollo suizo o más conocido en Bilbao como bollo de mantequilla, es un bollo muy sencillo pero delicioso. Es un dulce muy típico del desayuno, compitiendo directamente con los croissants. Suelen estar rellenos de una riquísima crema de mantequilla, pero en esta ocasión os traigo la receta para elaborar bollos sencillos sin relleno, para que podáis rellenarlos si queréis como más os guste. Además, he usado agua de azahar para aromatizar el azúcar de la superficie, porque le da un toque muy especial que recuerda al roscón de reyes.

La receta de hoy requiere panificadora o amasadora porque es como yo los suelo preparar, pero también se pueden elaborar de forma manual. En caso de no disponer de una amasadora o panificadora, los tiempos de levado aumentan y hay que estar más pendiente de la masa. Con esta receta mi intención es ampliar el recetario para usar la panificadora y que no se quede en un armario cogiendo telas de araña.


Ingredientes:
  • 450g de harina de fuerza.
  • 80ml de leche entera.
  • 60g de mantequilla blanda.
  • 60g de azúcar.
  • 110g de huevo.
  • 12g de levadura fresca.
  • Azúcar extra.
  • 1 huevo extra para pintar.
  • Agua de azahar. 

Elaboración
  1. Disolver la levadura en la leche tibia.
  2. Verter la mezcla de leche y levadura en la cubeta de la panificadora, seguido del azúcar, la mantequilla blanda, el huevo ligeramente batido, la harina y por último la sal. 
  3. Cerrar la tapa y programar la panificadora con el programa de amasado.
  4. Una vez haya terminado el tiempo de amasado y fermentación en la panificadora (aprox. 1:50h en total), volcar la masa sobre una superficie enharinada y dividir en porciones de unos 65g cada una, aproximadamente. 
  5. Aplastar ligeramente cada porción para sacarle el aire y después formar bolas. Colocar en una bandeja, dejando espacio entre ellas y dejar fermentar durante 1 hora mínimo. 
  6. Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo. 
  7. Hacer un corte en el centro de cada bola con un cuchillo afilado, y pintar con huevo batido. 
  8. En un bol, mezclar un par de cucharadas de azúcar con unas gotas de agua de azahar. Mezclar hasta que queden grumos de azúcar aromatizado. 
  9. Rellenar los cortes de las bolas con la mezcla de azúcar y agua de azahar. 
  10. Hornear los bollos a 200º calor arriba y abajo durante 10 minutos o hasta que la superficie quede dorada. Cuidado con dejarlos mucho tiempo en el horno porque podrían secarse demasiado y a la hora de comerlos, se os podría hacer bola. 


¡Feliz fin de semana!

3 comentarios

  1. Ummm, que pinta tienen estos bollitos. No tengo panificadora, pero sí una preciosa amasadora Kenwood a la que tengo que sacar partido. Así que me quedo con la receta, al fin y al cabo la amasadora también sirve :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Las fotos son absolutamente impresionantes, Gen, y la pinta que tienen ni te cuento... :-) Me lo apunto para cuando saque un ratito. ¡Gracias por la receta! Me ha parecido súper sencillo, a ver si no la lío mucho <3

    ResponderEliminar
  3. Fantástica receta! Han quedado ricos ricos y a nuestros amigos les han encantado.
    Gracias mil!

    ResponderEliminar