"De Bilbao, ¡pero del centro!"

25 de noviembre de 2015

Ésa es la frase que he oído en casa toda la vida. Y es que yo nací en el centro de Bilbao, en el antiguo y ya desaparecido Ginecoyatreo en Alameda Mazarredo, donde ahora se encuentra el hotel de 4 estrellas Miró. A pocos metros, hoy en día se sitúa el Museo Guggenheim y podría decirse que la zona es el punto neurálgico de nuestra cosmopolita ciudad. Pero cuando mi ama dio a luz en aquella clínica, al asomarse a la ventana, no hubiera visto ni el Guggenheim, ni turistas, ni edificios vanguardistas, ni nada parecido. Lo que mi madre vio por aquella ventana fue un Bilbao gris e industrial, que poco a poco ha ido evolucionando hasta convertirse en la actual ciudad moderna y principalmente dedicada al sector servicios.

Blogger experience

Así pues, la frase "Eres de Bilbao, pero del centro" tantas veces escuchada en casa, me viene que ni pintada para lo que os vengo a contar hoy. El pasado fin de semana participé en la tercera edición del concurso blogger organizado por la Agrupación comercial de comercios, empresas de servicios, cultura y ocio de Bilbao; Bilbao Centro. Este concurso tiene como objetivo fomentar el fenómeno blog y a la vez promocionar Bilbao Centro como un gran espacio comercial, de ocio y cultural.

Sin dudarlo ni un momento, me presenté, y la experiencia vivida ha superado con creces todas las expectativas que tenía. Ha sido un lujo y un honor poder conocer de primera mano la historia y el trabajo de algunos de los comercios de dicha zona. Después de recopilar toda la información obtenida en estos últimos días a través de las experiencias vividas y las rutas realizadas, os lo quiero trasladar todo a vosotros lo mejor posible. He dividido la información en dos entradas, aquí os va la primera selección:


Turismo Bilbao

Este lujoso hotel de 5 estrellas con una situación privilegiada frente al Museo Guggenheim, fue el punto de partida de la ruta. El punto de encuentro fue la espectacular terraza de la séptima planta, donde pudimos disfrutar de las vistas y además hacernos una foto de familia con un marco incomparable. Tras el recibimiento y primeras instrucciones por parte de la asociación organizadora del evento, pudimos escuchar a Cristina, que nos habló de las peculiares características del hotel.

Descubrimos que pese a su fama y buena situación, todavía hay zonas del hotel poco visitadas, como la terraza en la que estuvimos y un espacio para el ocio en la planta principal. A veces las estrellas y el lujo pueden llegar a pesar, y como resultado, alejar a cierto público que piensa que ese tipo de zonas son exclusivas para bolsillos más pudientes. Quizá no sea el sitio más barato de la ciudad, pero las vistas, el trato y el entorno, lo compensan con creces. Un rico desayuno en la terraza o una copa en el espacio splash&crash pueden ser un buen plan. Yo ya he sumado a mi lista de pendientes visitar su restaurante ubicado junto a la terraza, el restaurante Doma, con el sello personal de Martín Berasategui.

Turismo Bilbao

¿A qué sabe el mejor gintonic de Bilbao? Pues sinceramente no lo sé porque nunca he probado uno, pero si quisiera saberlo, sin duda iría a La roca. Este establecimiento situado junto a Mazarredo, ha sido el ganador del “IV Concurso de GinTonic de BilbaoCentro” en 2015. El año pasado llegaron a la final pero no ha sido hasta este año cuando han podido hacerse con el galardón. 

Además de hablarnos sobre su producto estrella, uno de los socios nos explicó que llevan 25 años de asociación y que cuentan con otro local en Erandio llamado "La Roca del fraile". Allí es donde tienen la cocina central y nos contó cosas tan interesantes como que trabajan la cocina al vacío y que sirven el vino en copas de cristal y no de vidrio. La Roca no solo la debemos asociar a las copas, ya que tienen la cocina abierta todo el día. Sirven desayunos, pintxos y menús, sin cerrar ningún día del año. 

Turismo Bilbao

Escuchar a Gonzalo Urrestarazu hablar sobre la historia de su familia y los comienzos del negocio más de 160 años atrás, fue como asistir a una pequeña e improvisada clase de historia. Si a esto le sumamos el estar delante del primer establecimiento que abrieron sus antepasados, en pleno corazón de Bilbao y disfrutando del aroma de pasteles y chocolates que salía de la pastelería, podría decirse que estábamos en la gloria.

Famosa especialmente por sus trufas, la pastelería Arrese cuenta con más de 50 empleados distribuidos en varias tiendas, en las que venden todo tipo de dulces manjares. Cualquiera podría pensar que con la fama y prestigio con la que cuentan, lo tienen todo ganado, pero Gonzalo nos explicó que la realidad es muy diferente a lo que la gente cree. Si tienen el prestigio que tienen es porque cada día trabajan muy duro por conservar la confianza de sus clientes, y eso se resume en más de 160 años mimando y cuidando el negocio.

No sé si Gonzalo leerá ésto, pero desde aquí me ofrezco voluntaria como community manager para hacer visible Pastelería Arrese en todas las redes sociales. 

Turismo Bilbao

Otro comercio emblemático de nuestra Villa y que además fue nombrado ilustre hace diez años, es López Oleaga, situada en la calle Astarloa. Cumplieron un centenario el año anterior a recibir el título, y después de tanto tiempo, aún siguen trabajando al pié del cañón en pleno centro de Bilbao. Lo primero que llama la atención al pasar por delante del escaparate, es la gran oferta de botellas de vino y licores. Todas están etiquetadas con llamativos carteles que te informan del precio. Pedro, el actual propietario, nos contó que tienen más de 400 referencias de vino. ¡Casi nada!

Otra de las cosas que caracteriza a este establecimiento son los cacahuetes que tuestan allí mismo. Cuentan con una máquina tostador que tiene más de 60 años y yo tuve la suerte de poder verla. Este tipo de detalles son los que, en mi opinión, aportan una magia especial a los comercios con tanta historia. No pude resistirme a pedir verla y aunque al principio Pedro estuvo algo reticente, al final accedió a enseñármela. Y como no podía ser de otra forma, me encantó. Si hubiera sido una máquina nueva no hubiera despertado mi curiosidad, pero me gustó mucho ver funcionando una máquina tan antigua en todo su esplendor.

Turismo Bilbao

El Café Iruña es toda una institución en la hostelería bilbaína, y parada obligatoria para todo aquel que visite la ciudad. Desde el suelo hasta el techo, pasando por las paredes, por los uniformes de los camareros y por el mobiliario, todo es bonito en este establecimiento. Fue inaugurado en 1903 y siempre ha sido referente de la vida social de todo bilbaíno y bilbaína. La decoración de inspiración mudéjar no deja indiferente a nadie y mucho menos todo lo que se puede degustar allí.

Nosotros tuvimos el privilegio de probar sus deliciosos "serranitos", emparedados, pinchos morunos y el característico "agua de Bilbao". Las opciones gastronómicas son muy variadas. Pintxos, aperitivos, raciones, desayunos, menú del día, menú de noche, menú de carta y hasta servicio de catering. Ahora que se acercan las navidades, tienen una oferta de menús y raciones a domicilio muy interesantes.

Turismo Bilbao

Junto a la Plaza Jado se encuentra esta bonita tienda, curiosamente llamada "La Tienda". Se trata de una frutería-ultramarinos en la que se pueden encontrar una gran variedad de productos. Frutas, verduras, conservas, frutos secos, aceites, mermeladas... todo perfectamente ordenado y muy bien presentado. Si Marie Kondo visitara Bilbao y se pasara por La Tienda, se sentiría como en casa y seguro que hasta felicitaría a los encargados de organizar el género.

Muy amablemente nos atendió Vanesa y, tras una breve charla, me quedó claro que la buena atención al cliente es un punto fuerte a tener en cuenta para sus propietarios y empleados. Sirven pedidos a domicilio a gran parte de Bilbao y el coste por dicho servicio es de 0€. Además, algo que a Esme y a mí nos llamó mucho la atención es que los clientes que solicitan el servicio a domicilio no tienen la obligación de pagar ni por adelantado ni en el momento de la entrega. Y lo mejor de todo es que Vanesa nos contó que nunca han tenido ningún problema en ese aspecto, lo que dice mucho de su clientela y del servicio que ofrecen. 

Turismo Bilbao

La ruta del primer día la terminamos en La Destilería de la calle Alameda Urquijo. Hago esta puntualización porque el propietario tiene otro local con el mismo nombre en la calle Particular de Indautxu, 3. Podríamos decir que este último es el hermano pequeño del primero, ya que cuenta con menos espacio.

Nos atendió Ion Ander, el propietario. No solo fue muy agradable poder pasar un rato charlando con él sobre el negocio, sino que además nos preparó unos cócteles espectaculares. ¿Os acordáis del concurso de Gintonics mencionado anteriormente? Pues Ion Ander fue uno de los finalistas con su propuesta "Japanese green".

Como madre que soy y teniendo en cuenta la poca vida nocturna que me gasto últimamente, os podéis imaginar lo bien que me sentó disfrutar de ese rato con los demás blogueros/instagrameros con los que fui. ¡Y eso que el mío era sin alcohol! Pensando en que tienen todo tipo de clientela, también preparan cócteles sin alcohol. Ion Ander nos explicó que en su cuadrilla han empezado a tener hijos, y cuando una de sus amigas fue madre, creó un cóctel sin alcohol en su honor llamado "Alaia" (alegre). Me sentí muy identificada con la anécdota y ése es el que yo tomé. Os aseguro que está delicioso.

Turismo Bilbao

Iker Merchán fue el encargado de clausurar la jornada del sábado que daba por finalizada la #BilbaoCentroExperience, con una charla agradable sobre el renacer de la cerveza La Salve. Sin duda fue el broche final perfecto. Cerveza en mano y rodeada de gente con mucho talento, hablamos sobre redes sociales, sobre los comercios de Bilbao y sobre cómo una marca con más de 100 años de historia puede convertirse en marca puntera usando adecuadamente las herramientas del siglo XXI.

Precisamente así conocí yo La Salve, a través de las redes sociales. Unos meses más tarde fui una de las ganadoras en el concurso que organizaron por Aste Nagusia a través de Instagram. Y es que creo que ahí reside el secreto de su buen resurgir, saben gestionar las redes sociales con mucho gancho.

No hay mejor resumen sobre La Salve, que el que se puede leer en la etiqueta de sus cervezas:

"No nacemos, despertamos. Surgimos en 1886, callamos en 1978 y en 2014 volvemos para ser la cerveza de Bilbao. Aspiramos a recuperar un pedazo de nuestra historia con la misma receta original. La Salve es auténtica porque no está filtrada y no tiene aditivos. Para su elaboración necesita doce veces más tiempo que otras cervezas. Es una cerveza a la altura de Bilbao". 

................................................................................................................................................................

Y hasta aquí la primera crónica de la experiencia. A modo de conclusión diré que ha sido todo un privilegio conocer desde cerca como bloggera algunos de los comercios de Bilbao. No siempre se aprecia todo el trabajo que hay detrás de un blog y por eso quiero aprovechar para agradecer el buen trato, la amabilidad y la generosidad con la que nos recibieron los propietarios y los empleados de los establecimientos anteriormente mencionados. 

Turismo Bilbao
Turismo Bilbao
Turismo Bilbao

CONTINUARÁ...

12 comentarios

  1. Enhorabuena por tu buen trabajo . "Todo un curro " que me ha encantado ������������

    ResponderEliminar
  2. Pues esperando a que continue, porque esta ruta que nos haces por tu ciudad mi ha encantado, espero algún día poder visitarla y disfrutatla de verdad.

    ResponderEliminar
  3. Pero que guay!!! Me ha encantando tu post, como cuentas lo más especial de cada local da ganas de visitarlos todos! ¿por que no nos repites la ruta? jiji

    ResponderEliminar
  4. wwoww! Me apunto las nuevas direcciones. Voy a pensarme seriamente lo de hacerme foodblogger para que me lleven a descubrir sitios chulos por la ciudad. A ver qué sitios nos descubres en la próxima entrada

    ResponderEliminar
  5. Creo que el comentario de antes no se ha grabado... Bueno pues que me apunto la terraza del domine para ir un día sin niños!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Menudo fin de semana te has pegado! Voy a proponer un tour de blogger por Laredo y te vienes a verme! Me quedo con la pastelería arrese, esas palmeras de chocolate son inimitables!

    ResponderEliminar
  7. Bilbao con el tiempo está generando un encanto especial y eso se ve en los comercios turísticos que la componen, gracias por este fantástico primer resumen... Seguiremos con detalle la segunda parte!! Gran y delicioso trabajo!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Me ha encantado todo!!
    Pero sobre todo me ha encantado el mimo con el que lo cuentas y el respeto que se lee por todo lo que te mostraron y aprendiste. ¡Genial iniciativa para que se despierten las ganas de hacer una visita a ese centro de Bilbao!
    Por cierto, "Alaia" es un nombre precioso.. ;-)
    Bss mil!!

    ResponderEliminar
  9. Tengo que conocer La Roca... Ahora que me he hecho vieja he descubierto los gintonics de lujo ;)
    La terraza del Domine es espectacular y sus brunch de domingo son ¡lo más! Nosotros elegimos ese sitio para darles la noticia a mis suegros de que nos casábamos y también fue el último capricho que nos dimos antes de dar a luz a Emma (y es la última foto que guardo del embarazo). Repetiría una y otra vez...
    Besos hermosa, y estoy deseando leer la siguiente parte!

    ResponderEliminar
  10. Tienes que hacer de anfitriona de esa ruta para el resto de bloggers jajajaja, me quedo con las trufas de Arresa, que perdición. Me has puesto los dientes largos con la terraza del Domine, tendré que probar. Un post espectacular!!!

    ResponderEliminar
  11. Mª Belén Soto Arano25/11/15 21:16

    Me ha encantado la ruta y tomo nota de cada uno de los lugares para visitarlos y probar sus especialidades. Tu narrativa es tan realista que leyéndola siento como si estuviera yo misma junto a ti. Alguno, como la Alimentación López Oleaga me ha recordado mis fines de semana con mi ama. La recuerdo esperando en la parada del autobús que me traía a casa después de pasar la semana estudiando en el Colegio de la Vera Cruz con su paquetón de cacahuetes todavía calentitos, que sabía que me encantaban, y nuestras conversaciones mientras lo comíamos juntas ( me saltan las lágrimas solo recordándolo). Muxus

    ResponderEliminar
  12. Genial la forma en que describes la visita a cada establecimiento y local, conocía ya todos excepto La Tienda, que habrá que ir a conocer algún día.
    Lo de los cocktails sin alcohol me ha encantado también, que esto de llevar ya tres años sin probar alcohol (y lo que me queda) hace que aprecie mucho más esos detalles de los barmans...
    Muxux
    Cuentos de amatxu

    ResponderEliminar