Bollicaos caseros

2 de octubre de 2015

Publicar dos postres en una semana es pecado mortal, lo sé, pero tenía que hacerlo. Hace 3 semanas compré una panificadora y aún no tengo claro si ha sido una buena idea, porque estoy usándola más para vicios que para hacer pan. El caso es que descubrí que podría hacer bollicaos caseros y perdí el norte por completo. ¡¡Qué ricos!! Estas cosas no hay que quedárselas para uno mismo, así que ahí os va la receta.

El resultado es espectacular y además, haciéndolos en casa dejamos a un lado las grasas saturadas, etc que llevan los bollycaos comerciales. No voy a entrar en debates sobre la calidad de dichos productos, pero hace unos días leí este artículo y me quedé alucinada, os animo a que lo leáis.

Y en lo que respecta al relleno, es más saludable optar por una crema de cacao casera. Es muy fácil de preparar y nos ahorraremos muchísimo azúcar y muchísima grasa. Si de todas formas queréis rellenar los bollicaos con Nutella, Nocilla o con onzas de chocolate, os diré que quedan mejor con las primeras opciones, ya que al enfriarse, las onzas se solidifican y se quedan en el centro del bollo. En cambio, con la crema, consigues llegar de extremo a extremo y se parecerán más a los originales bollycaos.

Bollicaos caseros

INGREDIENTES
  • 300g de harina de fuerza. 
  • 150ml de leche entera. 
  • 30g de mantequilla a temperatura ambiente. 
  • 35g de azúcar. 
  • 15g de levadura fresca. 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla. 
  • 1 huevo. 
  • 1 cucharadita de sal. 
  • Crema de cacao casera, chocolate en onzas o chocolate en crema para rellenar. 
  • 1 huevo batido o un poco de mantequilla derretida para pintar.
ELABORACIÓN
  • CON PANIFICADORA:
  1. Sacar el molde de la máquina y colocar las aspas amasadoras en línea recta horizontal. 
  2. Calentar un poco la leche y deshacer la levadura en ella. 
  3. Verter en el molde la leche con la levadura disuelta, el huevo batido, la esencia de vainilla y la mantequilla. 
  4. Después añadir el azúcar, la harina y por último la sal. 
  5. Meter el molde en la máquina y seleccionar el programa de amasado. En el caso de la panificadora de Lidl, tardará una hora y media, ya que incluye la hora de levado a temperatura cálida. Si tenéis una panificadora que no incluya ese tiempo, una vez terminado de amasar, tendréis que sacar la masa de la máquina, ponerla en un bol tapado y dejarla reposar mínimo una hora en una zona cálida. 
  6. Una vez transcurrido ese tiempo de levado, dividir la masa en porciones de unos 50-60g. 
  7. Aplastar cada porción con la ayuda de un rodillo sobre una base enharinada, rellenar con el chocolate y darles forma de bola alargada. Sellar bien la bola para que no se salga el chocolate y dejar la parte sellada abajo. También se pueden rellenar después de hornearlos, con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla adecuada. 
  8. Colocar los bollos en una bandeja de horno y dejarlos reposar mínimo 30 minutos. 
  9. Calentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. 
  10. Pintar la superficie de los bollos con un huevo batido. También se pueden dejar sin pintar, y una vez horneados, untarlos un poco de mantequilla derretida. 
  11. Hornear durante 20 minutos o hasta que veáis que la superficie quede dorada. 
  12. Dejar enfriar sobre una rejilla. 
Bollicaos caseros
  • SIN PANIFICADORA:
  1. Calentar la leche y disolver la levadura en ella. 
  2. Añadir el azúcar el azúcar, la esencia de vainilla, el huevo batido y la mantequilla ablandada. Mezclar bien.
  3. Incorporar la harina y la sal. Amasar todo durante 15 minutos hasta que los ingredientes queden bien integrados. Este paso es el más complicado porque cuanto mejor se amase, mejor quedará la textura del bollo. La masa es pegajosa, pero no le añadáis más harina de la necesaria. (Os recomiendo ver algún vídeo de amasado francés).
  4. Una vez terminado el proceso de amasado, hacer una bola, meterla en un bol, cubrirlo y dejarlo reposar en una zona cálida durante 1 hora. 
  5. Después, dividir la masa en porciones de unos 50-60g. 
  6. Aplastar cada porción con la ayuda de un rodillo sobre una base enharinada, rellenar con el chocolate y darles forma de bola alargada. Sellar bien la bola para que no se salga el chocolate y dejar la parte sellada abajo. También se pueden rellenar después de hornearlos, con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla adecuada. 
  7. Colocar los bollos en una bandeja de horno y dejarlos reposar mínimo 30 minutos. 
  8. Calentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. 
  9. Pintar la superficie de los bollos con un huevo batido. También se pueden dejar sin pintar, y una vez horneados, untarlos un poco de mantequilla derretida. 
  10. Hornear durante 20 minutos o hasta que veáis que la superficie quede dorada. 
  11. Dejar enfriar sobre una rejilla. 
Para esta receta, la panificadora o amasadora es genial porque nos ahorra el tener que trabajar tanto la masa, pero ya veis que es posible preparar bollicaos con y sin ella. 
¡Espero que os guste!





6 comentarios

  1. Tienes razón, es pecado mortal!
    Desde que los vi en IG me moría porque subieses la receta... Ahora solo queda hacerlos y disfrutar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gusten, besazos guapa!!!

      Eliminar
  2. bueno, yo me guardo la receta pero de momento creo que esto va más allá de mis escasas cualidades (y de mi paciencia). el tema masas me supera bastante.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, yo hasta que no compré la panificadora no me atreví porque el tema masas tampoco es mi especialidad, te entiendo. Pero ojalá te animes algún día ;)

      Eliminar
  3. menuda pintaza que tienen... cuando los pusiste en instagram casi estropeo el móvil con las babas jejeje.
    Voy a echar un vistazo por aquí, que desde que nació TRex y me muevo con el móvil en vez de con el pc a los de blogger os tengo un poco abadonados... Un beso!!

    ResponderEliminar