5 pasos hacia una vida más sana

24 de abril de 2015

Que la maternidad te cambia la vida eso hace tiempo que me quedó claro. Te cambian los horarios, las rutinas, las prioridades, la forma de amar...todo. Es un cambio tremendo que pone tu vida patas arriba pero que a la vez la hace más bonita. Quiero a maridín como nunca he querido a nadie y tengo muy claro que es con quien quiero pasar el resto de mis días, pero no supe lo que era amar incondicionalmente y con tanta fuerza hasta que me convertí en madre.

Este cambio se aprende a manejar con el tiempo y en menos de lo esperado te ves cambiando pañales, quitando mocos, arreglando un descosido y ordenando la jungla en la que se ha convertido tu casa llena de juguetes, todo a la vez. Lo que no consigo llevar tan bien es el cambio físico. Si antes cogía kilos con facilidad, ahora ya ni os cuento. El pelo me aguanta limpio menos tiempo y la piel se me ha secado muchísimo desde que mi cuerpo experimentó mil y una sensaciones tras el embarazo y el parto.


El caso es que como ya me pasó hace un tiempo y os lo contéadadel post "¿Qué hago yo con éste cuerpo?", ahora más que nunca siento que tengo que cambiar ciertos hábitos para conseguir tener una vida más saludable. Nadie mejor que una misma sabe lo que le conviene a su cuerpo y lo que realmente le funciona a la hora de bajar peso y sentirse más saludable, así que me he propuesto seguir estos 5 pasos para conseguir mi objetivo:


1. Reducir las cantidades de los alimentos:

Como mucha fruta y verdura, pero he leído que es aconsejable reducir las cantidades para comer más variado. Además, al comer raciones más pequeñas pero más numerosas, estaría acostumbrando al estómago y me ayudaría a mantener a raya la costumbre de picar entre horas. Quiero dar mucha prioridad a la base de la pirámide de alimentos.


Entre algunos de los consejos que llevaré a cabo, se encuentran éstos:
  • No comer directamente de un recipiente o fuente familiar. 
  • Beber agua antes de comenzar cada comida principal para saciar la ansiedad. 
  • Comer más despacio y masticar más.
  • Servir primero en el plato las verduras y en el hueco que quede, los alimentos con más calorías, dando siempre prioridad y mayor proporción a los vegetales.

2. Hipopresivos:

Volver a la rutina de los ejercicios hipopresivos es algo que tenía pendiente desde hace mucho tiempo. Os conté lo que son en el post "Hipopresivos vs abdominales tradiciones" y me ayudaron tanto a reducir el contorno de la cintura unos meses después de dar a luz, que estoy deseando volver a recuperar la rutina de ejercicios. Además, es buenísimo para recuperar el estado natural del suelo pélvico.


Esta semana me he puesto manos a la obra y pronto os contaré cómo lo hago yo. Mi intención no es dar clases a nadie porque evidentemente no soy una experta, simplemente quiero que si alguien está en la misma o igual situación, se pueda sentir identificada y se anime a conocer esta técnica tan buena. Quién sabe... igual os animáis y os apuntáis a alguna clase como hice yo :)

3. No picar entre horas:

¡Lo que más me va a costar! No es que me pase todo el día picoteando, pero me cuesta mucho aguantar varias horas sin comer nada o algo de fruta. Siempre caigo cuando le doy una galleta a Sagutxu o cuando hago postres para el blog. Además, el cambio de rutinas no ayuda y desde que dejé de trabajar para ponerme a estudiar las oposiciones, la ansiedad ha ido en aumento... ¡Igual que el contorno de mis cachas!


Aquí entra en juego la fuerza de voluntad y por eso hay que tener muy claro el objetivo final, ser constante y pensar en las metas que quiero conseguir con el esfuerzo. Yo sé que a nada que me pongo y soy constante, bajo de peso enseguida, así que tengo que acordarme de eso y no echar por tierra el esfuerzo. Para los momentos de debilidad.... un puñadito de almendras crudas o uvas, me encantan y me sacian.

4. Moderar la ingesta de dulces:

Esta es otra de las cosas que más me va a costar. Soy muy golosa y aunque va por rachas, cuando me da me da... Además ahora que le estoy dedicando más tiempo a la sección de cocina del blog, no puedo evitar tirar para el dulce. No voy a decir que he quitado los dulces radicalmente, pero lo que sí he hecho ha sido limitar la ingesta de dulces al fin de semana. Poca cantidad y a poder ser algo hecho en casa. Así, al no quitarlo al 100%, lo llevo mejor.


5. Más movimiento:

Con las horas que paso sentada estudiando me resulta muy difícil estar en constante movimiento como cuando trabajaba, pero me he propuesto cosas como ir a un parque o columpios más alejados de casa con Sagutxu, así nos moveremos más y no nos limitaremos a estar en los que tenemos debajo de casa. También, andar más los fines de semana y organizar excursiones como la que hicimos hace poco al monte. Una forma de conocer sitios nuevos, cambiar las rutinas para mover más el culo y disfrutar de planes divertidos en familia al aire libre.


En fin, sé que no parece gran cosa, pero cuando se quiere conseguir una meta, hay que marcarse objetivos y éstos son los míos. Sé que me van a funcionar, tan sólo necesito ser constante y mantener la motivación. No quiero soñar con tener el cuerpo que me gustaría tener mientras me quedo en el sofá comiendo un paquete de pipas. Me gusta cómo soy y me gustan mis curvas, pero puedo elegir un camino con curvas leves a un camino con curvas peligrosas...

Hay muchas cosas que se pueden hacer para llevar una vida sana, y de momento yo me he propuesto estos 5 pasos. ¿Qué pasos lleváis a cabo vosotras?


¿Alguien más se anima en esta "aventura"?



14 comentarios

  1. Que sencillo es identificar lo que falla en nuestro día a día, pero que difícil es hacer esos pequeños cambios que sabemos que nos benefician! Lo de comer menos y no picar entre horas es tan difícil!!! Yo soy incapaz de dejar nada en el plato, y como al curro traigo tupper calculo fatal las raciones y casi siempre como de más :(
    Y yo también he vuelto a los hipopresivos pero en serio, a ver cuanto aguanto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuesta mucho... Supongo que dar el paso es fácil, pero lo que cuesta es la constancia... Yo también calculo fatal las proporciones, menos mal que en casa tengo a uno con muy buen saque jeje Te seguiré la pista con los hipopresivos ;)

      Eliminar
  2. Yo he comprobado que el azuca es el mal, pero soy adicta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto... malo malo... pero está taaaan rico!

      Eliminar
  3. Uy a mi dejar el dulce me costaría mucho! Intentaré llenarme más con plantujas (fruta y verdura) a ver si así no tengo ganas de picotear guarrerías.
    Los hipopresivos me cuestan mucho también..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también...es el paso que más me va a costar, veremos qué sale...

      Eliminar
  4. ¡Yo me apunto!
    Bueno yo en ello estoy más o menos pero luego llega el fin de semana y caigo a 4 patas. Considero que de vez en cuando tomarse vía libre moderadamente no está mal pero es que yo me paso 4 comidas haciéndolas mal.
    Nuestro plan es ponerse muy en serio en el gimnasio (mínimo 4 días a las semana), cenar bajo en calorias y la comida de media mañana y media tarde hacerla más light.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien!!!! :) El fin de semana hay que permitirse algún capricho porque son días en los que es fácil pecar, así que mejor tomarse un respiro. A ver qué tal nos va, besazos!

      Eliminar
  5. Pues mucho ánimo. A mi los dulces también me pirran. Bueno eso y las patatas frita y las cerveza. Yo creo que si quitara eso y me moviera más, estaría hecha una sílfide. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Para qué queremos ser sílfides si somos felices así jeje Lo único que quiero es bajar unos kilos a ver si me deshincho :) Mil besos!

      Eliminar
  6. Ayyy! El dulce... a mi también me pirra, sobre todo el chocolate y, como tú, va por rachas, hay semanas que me zamparía una tableta entera o un bote de Nutella y otras semanas que, aunque me apetezca, puedo resistir la tentación.

    Haces bien en cambiar hábitos, creo que es mucho mejor que las "dietas milagro"

    En mi blog tengo un apartado especial sobre el tema de los buenos hábitos, de cómo poco a poco voy intentando comer mejor, por si te apetece pasar y leer lo que hasta el momento he estado haciendo (http://losjuegosdedragona.blogspot.com.es/search/label/OMB)

    Sobre todo propónte pequeños retos cada mes, a mi me funcionó más que llevar todos los buenos hábitos de golpe. Aún así no es fácil...la tentación del chocolate es muy fuerte...jajaja!!

    Mucho ánimo y ya nos irás contando, yo estaré atenta a lo que vas haciendo para tomar nota, que seguro que me viene muy bien, aún necesito perder unos kilillos.

    Besotes!!

    Aida, de Los juegos de Dragona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho el post... te seguiré la pista a ver qué tal :) Mil besos

      Eliminar
  7. Yo debería pensarmelo, mi truco para sustituir el picoteo es tener siempre alguna infusión, algunas me gustan hasta sin azúcar y sacia la ansiedad. Y si necesito caer tener tomates cherry o alguna cosa pequeñita de fruta/verdura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las infusiones no me gustan pero la fruta y los tomates son buenos compañeros en estos casos jeje Gracias guapa

      Eliminar