Blog invitado: Tiramisú

16 de marzo de 2015

¡El Blog invitado está de vuelta! Para los que no sabéis lo que es... Es una sección que creé el año pasado en la que colaboro con otros blogs tratando un mismo tema desde diferentes puntos de vista.

En este caso, la invitada es Paula, del blog Sin chupete. A parte de ser una maravillosa persona, es viajera, cocinera, madre y está preparando un doctorado mientras se mueve por el mundo con sus dos chicos. Ahora se encuentra en México pero hace apenas unos meses estaba en Argentina. ¿Que cómo lo hace? Pues no lo sé, pero desde que la conocí me tiene enamorada y espero poder conocerla en persona muuuuy prontito.

Hemos elegido dos recetas (Italianas, of course) que nos gustan mucho para compartirlas con vosotras. Aquí descubriréis un delicioso Tiramisú de la mano de Paula, y en su blog, yo os presento mi riquísimo Risotto ai funghi. ¿Nos acompañáis? Os dejo con Paula.

Aunque los italianos tienen algunos dulces deliciosos (uno de mis preferidos es la llamada Casatta siciliana, el tiramisú es sin duda su postre más célebre. El origen de este riquísimo manjar es motivo de controversias. Algunos lo sitúan en la Toscana del siglo XVII, donde se habría confeccionado en honor al Gran Duque de Toscana Cosme III de Medici, quien por lo visto era muy goloso, adquiriendo entonces el nombre de “Sopa del Duque”. Según este relato, el plato se habría extendido por el norte de Italia hasta llegar al Véneto, donde se convertiría en el dulce preferido de los cortesanos, especialmente durante sus encuentros amorosos ya que se le atribuían propiedades afrodisíacas. Sería ya en el Véneto donde la Sopa del Duque pasó a llamarse Tiramisú, que en italiano quiere decir literalmente “tírame arriba”, viniendo a decir algo así como “levántame el ánimo” o “ponme a tono”. Otra versión sitúa sus orígenes en los burdeles de Treviso durante la posguerra, mientras que según una tercera explicación el dulce se le habría ocurrido a Ada Campeol, propietaria del restaurante “Alle Beccherie”, a raíz del empeño de su suegra en alimentarla a base de bizcochos, café y huevos durante la lactancia (y digo yo que teniendo suegras así, ¿quién necesita nutricionistas?).

En fin, la receta que comparto aquí es uno de los tesoros que me traje de mi año como Erasmus en Roma. Me la pasó mi amiga Angela, cuya familia regenta un estupendo restaurante en una de las regiones más gastronómicas de toda Italia, Emilia Romagna. La receta original era por supuesto de la mamma de Angela, aunque ella había introducido sus propias variaciones y, como toda buena receta, tenía un ingrediente especial: un licor elaborado de forma casera por su abuela. A falta de este ingrediente, yo me he tenido que conformar con vino Fino, aunque también podéis usar Amaretto. De todas formas, a lo largo de los años y de muchas pruebas, yo también he cambiado algunas cosas, hasta el punto de que ya no sabría decir muy bien qué parte es propia y qué parte es ajena en esta receta. En cualquier caso, es una receta facilísima y muy resultona que merece la pena probar. ¡Qué la disfrutéis!

Blog invitado: Tiramisú
INGREDIENTES (para una fuente grande de Tiramisú, 10-12 raciones):
  • 300 ml de Nata líquida para montar.
  • 2 tarrinas  (500 g) de queso mascarpone.
  • 2 huevos.
  • 1/2 litro de café.
  • 1 paquete de Bizcochos de soletilla.
  • Seis cucharaditas de azúcar.
  • Vino Fino.
  • Cacao en polvo.
  • Una pizca de sal.
  • Frambuesas para decorar (opcional).

ELABORACIÓN:

1. Separad las claras de las yemas. Reservad las yemas y montad las claras a punto de nieve con una pizca de sal hasta que estén bien firmes.
2. A parte, montad la nata a punto de nieve con el azúcar.
3. Añadid a la nata el mascarpone y las yemas batidas y trabajad un poco más la mezcla.

Blog invitado: Tiramisú

4. Incorporad las claras montadas con cuidado para que no bajen.
5. Poned el café en un cuenco con un chorrito de vino Fino.
6. En un recipiente hondo y rectangular (tipo fuente de cristal para horno o, mejor, un tupper de vidrio de los grandes) extended un poquito, sólo un poquito, de la mezcla de mascarpone, lo justo para mojar el fondo.

Blog invitado: Tiramisú

7. Después mojad los bizcochos en el café y los vais colocando ordenadamente a lo largo del recipiente.
8. Cuando hayáis terminado esta capa, verted la mitad de la mezcla de mascarpone sobre los bizcochos y extendedlo uniformemente, hasta formar otra capa.
9. Encima de ésta, colocad una segunda capa de bizcochos mojados en café y cubrid con una capa de mascarpone, vertiendo todo lo que quedaba de la mezcla y extendiendo bien.
10. Con un tamiz, espolvorear por encima un poco de cacao en polvo. Si queréis, podéis servirlo decorado con unas frambuesas.

Blog invitado: Tiramisú

ALGUNAS ADVERTENCIAS:
  • Para que la nata se monte bien, es necesario que esté fría, recién salida de la nevera (y si metéis un ratito antes al congelador el recipiente en el que la vais a montar, todavía mejor).
  • Es importante mojar los bizcochos en su justa medida, sin pasarse para no empapuzar, ni quedarse corto, para que no queden muy secos. Esto dependerá también del tipo de bizcocho que uséis, duros o blandos (ambos son válidos, pero los duros tendréis que mojarlos un poco más). Es posible que tengáis que preparar un poco más de mezcla de café y licor, si os falta un poco para remojar los bizcochos.
  • El Tiramisú está más rico cuando han pasado algunas horas desde su preparación o de un día para otro. Por supuesto, ha de conservarse en el frigorífico.
  • ¡No os paséis con el chocolate, que es sólo decorativo!

¡Espero que os hayan gustado! Ya tenéis disponible para descargar mi receta de Risotto en el índice de recetas ;) 


9 comentarios

  1. Pero bueno... ¡Qué molón! Yo me apunto :-) El tiramisú yo lo hacía muy parecido pero tardé un tiempo en entender lo que comentas de la nata fría para que monte y los primeros se fueron a la basura pensando que estaba mala... Cosas de una marujista patosa jejeje... Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que pintaa mmm
    te sigo ya ^^

    http://myblythejulyandme.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Por favooor! Mira que el tiramisú no es de mis postres preferidos, pero me ha entrado ganas de darle un mordisco a este!! ;)

    un besito!

    ResponderEliminar
  4. que hambre que rico que buena pinta!!!

    ResponderEliminar
  5. Mira que el tiramisú es un postre que no me encanta demasiado, pero en esta foto es que me lo comería de un bocado!! Qué antojo de dulce, por favor...
    Ahora mismo me voy a ver el risoto, que esas cosas también me encantan ejjeje :)

    ResponderEliminar
  6. Hoal: son dos recetas exquisitas... se me hace la boca agua... qué rico! seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  7. Madre mía pero q ganas de tiramisú, es un postre q me encanta! Y este tiene una pinta q dan ganas de darle un bocao' pero ya jejeje Voy ya a ver el risotto q también es un plato q me encanta. Feliz día! Muack!

    ResponderEliminar
  8. Pinta tieneeeeee! Mmmmmm! Ahora, lo de que está más bueno de un día para otro no sé si será factible comprobarlo... :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola cielo!
    No encuentro la receta del risotto, las unicas recetas descargables que he encontrado son Brownie y Focaccia. ¿Donde tengo que buscar?
    Besitos

    ResponderEliminar