11 Mercados navideños que quitan el hipo

9 de diciembre de 2014

Ya estamos en diciembre y no sé vosotras, pero yo ya estoy en modo-navidad. Se acerca y con ella, nuestras calles se llenan de luces y adornos. Los escaparates se visten de rojos, dorados y plateados... De los abetos cuelgan coloridas bolas y todos los niños miran hacia arriba buscando las luces más brillantes.

Me gusta ese tipo de navidad, el de pasear al fresco, bien abrigados y disfrutando de lo que nos rodea. Me encanta comprar regalos a pie de calle en pequeños puestos en los que en uno te puedes comprar unos pendientes, y en otro turrones. Cada vez se organizan más cosas en nuestras calles en estas fechas, pero hay países que llevan muchísimos más años haciéndolo, y la diferencia es abismal. Aquí tenéis unos ejemplos...

Jena (Alemania)

Siena (Italia)

Annaberg Buchholz (Alemania)

Edimburgo (Escocia)

Bavaria (Alemania)

Praga (República Checa)

Frankfurt (Alemania)

Tallinn (Estonia)

Coburgo (Alemania)

Manchester (Reino Unido)

Colonia (Alemania)

Buscando información sobre los mercados navideños Europeos, he encontrado tantos en Alemania porque allí es muy común desde hace mucho tiempo. En estas fechas, hay mercados de este tipo en casi todos sus pueblos y ciudades, y reciben el nombre de Weihnachtsmarkt. 

Seguro que al igual que a mí, os gustaría pasear entre los puestos de cualquiera de estos lugares... Me encantaría, pero ya no sólo por los puestos, sino por todo lo que los rodea... Y pensando en los peques, ¿os imagináis lo alucinados que se quedaría ante tal estampa?

¿Qué os ha parecido este recorrido navideño?


10 comentarios

  1. No hace falta irse tan lejos (aunque son preciosos por supuesto...!) En Barcelona también se puede disfrutar de mercadillos así de lindos, mi favorito...el de la Sagrada Familia....allí compré mi arbol hace muuuuchos años ^_^

    ResponderEliminar
  2. El de Annaberg es espectacular, estuve hace tres años y compré un montón de cosas.

    ResponderEliminar
  3. Pues me encantaría la verdad. A mí es que la navidad y todo su folclore me apasiona, así que cuánto más mejor. En Madrid también hay, pero más de espumillón y zamboba que de vino caliente y dulces ricos y refinados. Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Geniales, yo tuve la suerte de pasar un 25 de diciembre en Praga...precioso no, más...increíble el mercadillo navideño!!!

    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  5. Yo igual que UMMF, pasamos en Praga el puente de diciembre cuando la patita solo tenía 3 meses y fue una gozada!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitos, echo de menos estos mercadillos por aquí...

    ResponderEliminar
  7. Ay, que se me han puesto los dientes largos sólo con ver las fotos... Me encantaría poder pasearme por este tipo de mercadillos alguna vez... estas navidades no va a poder ser, a ver si las próximas...

    ResponderEliminar
  8. Que preciosidad de mercados. A mi me encantaría ir, pasear, comprar... A mi señor esposo no tanto... Seguro que se ponía malo del sablazo que le iba a meter a su cartera, jajajaja
    Un recorrido muy chulo, Gen. Gracias por hacerlo para nosotras.

    ResponderEliminar
  9. Parecen de cuento. En el Pueblucho Infernal hacen uno, pero al lado de estos parece un poblado chabolista.

    ResponderEliminar
  10. Con lo que me gusta a mi la Navidad y nunca he estado en un mercado de estos, me encantaría ir!

    ResponderEliminar