El parto y el papel del padre en éste

28 de julio de 2014

Dicen que gracias al paso del tiempo y a la oxitocina que tu cuerpo genera, olvidas los dolores que sufres en el parto. La verdad es que yo recuerdo bastante bien las dolorosas contracciones que tuve antes de que me pusieran la epidural, pero lo que sí es cierto, es que el recuerdo maravilloso de tener por primera vez a mi hijo entre los brazos, supera cualquier mal recuerdo.

No sé si por suerte o por desgracia, mi parto comenzó rompiendo aguas a las 4:45 de la mañana, cuando me desperté con muchas ganas de hacer pis y al levantarme de la cama un chorro enorme inundó mi pijama. 3 semanas y 1 día antes de lo previsto, temblorosa, asustada y aún sin ser consciente de que la cuenta atrás para conocer a nuestro hijo comenzaba en ese mismo instante, desperté al padre de la criatura.

Una ducha rápida, unos abrazos emocionados y una llamada al taxi después, llegamos al hospital. Fueron 12 horas de parto. Muchas de esas horas estuve tranquila y sin dolores. Eso sí, recordar las últimas contracciones antes de pedir la epidural, aún hacen que se me ponga la piel de gallina.

Ayyy....la epidural... Lo siento por lo que voy a decir, pero tuve la mala suerte de que la administración de mi epidural fuera una clase práctica improvisada para una aprendiz. Con la ayuda y las instrucciones de un anestesista, una chica me la intentó poner. Digo "intentó" porque no sé qué narices hizo que al final me tuvieron que pinchar dos veces; ¡DOS VECES! Además del tiempo que esperé mientras sufría aquellas malditas contracciones con una enfermera que me agarraba para que no me moviera, al terminar, el anestesista me dijo que para la próxima adelgazara porque les costó encontrar el punto. ¡¿Cómo pudo tener el poco tacto de echarme la culpa a mí?! 

Más tarde, me pasaron al paritorio, pero por mucho que empujaba Sagutxu no quería salir y según pasaban los minutos, me vi cada vez rodeada de más gente dando su opinión sobre lo que estaba pasando. No exagero si digo que llegué a tener por lo menos 8 personas alrededor.

En todo este tiempo, maridín estuvo a mi lado y aguantó como un campeón. No solo mis caras de sufrimiento, si no también las bromas de las enfermeras que le insistían una y otra vez entre risas en que mirara cómo salía su hijo. No me soltó la mano, y la pierna claro.

Pero la cosa se complicó al ver que nuestro tesoro no salía y cuando trajeron un instrumento envuelto en una tela, le echaron amablemente de la sala. Yo, "sola", asustada porque no me explicaban lo que pasaba y sin parar de llorar (soy una llorona),  pasé los peores minutos de mi vida. Al parecer, superé el tiempo estipulado que tienen para sacar al niño después de dilatar por completo y no me metieron al quirófano para una cesárea porque no estaba preparado. Así que sacaron a Sagutxu con forceps.

El parto

Ya no me importaba la episiotomía, la salida de la bolsa, los puntos ni estar despatarrada porque no me aguantaba las piernas. Sólo quería mirar a los ojos del bebé que tenía encima y preguntaba constantemente cuándo dejarían entrar al padre de la criatura. Pasados unos minutos por fin pudo entrar y entonces sí que fui completamente feliz.

Nunca entenderé por qué tienen que sacar a la pareja del paritorio... ¿Acaso no piensan en que nosotras necesitamos su apoyo en esos momentos difíciles? Mi matrona me aconsejó poner una reclamación en el hospital para que eso cambie, pero los primeros 15 días fueron tan duros entre la recuperación y el niño que lo dejé pasar...

Tres cosas que me encanta recordar de aquellos días en el hospital

  • Mi amiga Idoia, a la que conocí en las clases de natación para embarazadas y a la que quiero muchísimo, dio a luz 12 horas antes que yo. Con lo cual, nuestros hijos vinieron al mundo el mismo día. Estaba en la habitación de al lado y ver a la pequeña Laura tan pronto fue precioso. 
  • Maridín me dejó ver su faceta de padre maravilloso desde el minuto 1 y ha hecho que me enamore más de él.
  • El calor que desprendía Sagutxu nada más nacer y su necesidad de estar entre mis brazos constantemente (no le gustaba estar en la cuna y se quedaba frito conmigo en la cama).
El padre en el parto


Ésta fue nuestra experiencia... 
¿Cómo fueron vuestros partos? ¿Qué os parece que saquen a la pareja del paritorio? 

28 comentarios

  1. Con mi primer parto mi marido no pudo estar conmigo en el paritorio porque el parto fue instrumentado (fórceps) y con el segundo mejor imposible; estuvo conmigo en todo momento y no se separó ni un segundo de la peque!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro! qué rabia da que cuando más los necesitamos se los lleven...a ver si tengo más suerte con el segundo...besote!

      Eliminar
  2. Tienes razón lo mal que se pasa en estar con contracciones y te dicen que te aguantes mientras te ponen la epidural, que acaba habiendo más gente mirándote la vagina que amigos que vienen a visitar el primer día de parir.
    Mi parto ya lo contaré en mi blog cuando tenga un buen rato y mucha inspiración.
    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y tanto....me manoseó todo quisqui :S Lo estaré esperando :) besos!

      Eliminar
  3. Vaya, a mí también me intentaron poner la epidural dos veces, la primera no funcionó. Y aquello duele... Y mi pequeñín también nació con ventosa, con mi pareja fuera (ni le informaron que estaba de parto, no supo nada) y después de muchas muchas horas y mucho dolor. Aunque yo no tuve la satisfacción de tenerlo en mis brazos, porque se lo llevaron a la incubadora sin que lo viera. Fue una mala experiencia de la que apenas puedo sacar nada positivo, ésa es mi pena. Pero espero que en el próximo parto no se repita nada de esto :-) ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya....lo siento mucho. Tuvo que ser muy duro...espero que con el próximo vaya todo mejor y no os separen. Besos!

      Eliminar
  4. Qué mal eso de que quiten a los papis, yo tampoco entiendo el por qué si es cuando más se les necesita :(
    Me encantan esas fotitos del peque, que achuchable es!!

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues así es, qué poco tacto tienen...debe ser que ver tantos partos al día las insensibiliza o algo. gracias!! era una bolita <3 besos!

      Eliminar
  5. No me gusta nada que sacasen al papá del paritorio. En mi caso no puedo estar porque fue cesarea, pero yo pensaba que en un parto instrumentado sí que podían estar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no, se lo llevaron :( en fín..a ver qué tal en la próxima. besos!!

      Eliminar
  6. Bonito, muchas gracias por compartir con nosotras estos momentos. ♡♡♡♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa , musutxus!!! <3

      Eliminar
  7. Ayer le decía a una amiga que acaba de parir que pese a todo yo creo que es una experiencia increíble... ella aún no lo veía tan claro...
    Yo tb excedí el tiempo que te dan para el expulsivo y me vi rodeada de mogollón de peña (encima me tocó en ese momento el cambio de turno, así que había dos de cada: dos matronas, dos gines, dos enfermeros de pediatría...). Pero para mi acabó peor porque el peque nació con un quejidillo y se lo tuvieron que llevar y mientras yo tuve una complicación, me tuvieron que intervenir y no tuve el niño conmigo hasta 10 horas después... Me da mucha pena recordarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya....lo siento muchísimo y siento haberte hecho recordar algo tan doloroso... Esperemos que no te vuelva a pasar nunca. Besos!!

      Eliminar
  8. Qué mala pata con la epidural... Yo ya me di cuenta de que es mejor parir de noche, justamente porque no hay estudiantes a los que los médicos tengan que enseñar. En mi primer parto (de día) había como 10 personas mariposeando por ahí, y en cambio en el segundo (de noche) sólo había dos matronas de mi edad charlando conmigo en plan tranqui. Sólo faltaban unos refrescos jaja!
    Así que ya sabes, el próximo a parirlo por la noche ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, lo del cambio de turno y los estudiantes fue un horror...ya no sabía ni quién me estaba atendiendo porque cada vez aparecía una diferente. Qué buen rollo con las dos matronas no? jeje así da gusto, Besos!

      Eliminar
  9. Qué poco tacto que tuvo el anestesista ¿no? por encima te echan a ti la culpa... a una prima mía le pasó igual, pero a ella se la intentaron poner una porrada de veces... hasta que una matrona le dijo en petit comité (sin que oyeran el anestesista y la estudiante) que renunciara a la epidural, que tal y como estaba la cosa ya no iban a ser capaces de ponérsela y sólo iba a tener más sufrimiento. Yo la creo, de verdad, cuando fui a ver a mi prima, 10 días después de parir, todavía tenía un moratón en la espalda del tamaño de una mano abierta... no exagero nada, de verdad, del tamaño de una mano abierta...
    Me encanta ver fotos de papás con sus bebés... me inspiran una ternura... Redondo nació por cesárea y cuando me subieron a mí del quirófano él estaba haciendo piel con piel con su papá... tengo esa imagen grabada en la cabeza, me encantó verlos así :)
    Por cierto, veo que Sagutxu ya traía esos mofletitos de serie... es tan achuchable jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco no, nada :( Yo también tuve un moratón enooooorme durante 15 días.
      Si <3 eran puro amor así abrazaditos y ahora también :) No me extraña q se te quedara grabada...
      Sisisi, los traía, era una bolita jeje Besos!

      Eliminar
  10. El papá de la bichilla se pasó el día entrando y saliendo de la sala de dilatación (enema, anestesia, otra revisiones) y del paritorio (preparación de todo, momento de dar los puntos, etc.). Yo creo que deberían preguntarnos a nosotras i los queremos presentes o no. En determinadas situaciones sí que he estado cómoda sin él (vamos, lo que lié con el enema mejor que no lo presenciase nadie) pero en otros casos no me hubiese importado que se quedase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobres...nosotras lo pasamos mal pero no nos damos cuenta de lo raros que se sienten ellos. El mío se sentía fatal porque no podía hacer nada para calmar mis contracciones. ¿Qué te pasó con el enema? ¿De esos momentos en los que estás fuera de sí y prefieres que nadie conocido te vea? jejeje Pobrecilla...

      Pues si, deberían preguntarnos a nosotras...Besos!!

      Eliminar
  11. Ese anestesista, vaya tela encima de no saber hacerlo te echaba a ti la culpa,que valor!! Menos mal que al final por lo menos no fue cesarea y tuviste a tu sagutxu contigo,lo de echar al aita me parece fatal;el mio estaba mas asustado que yo pero aguanto y su presencia hace mucho jeje;mi parto fue muy desastroso,seguro que lo leiste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que para ellos tiene que ser aún más impresionante... Ya lo leí y me dio mucha pena que pasaras por todo eso :( Esperemos que no nos vuelvan a pasar estas cosas nunca, Besos!

      Eliminar
  12. Mira que no me canso de leer estas historias... Jejeje
    Qué poco tacto el anestesista. A mi me dijo que me quedara quieta en medio de una contracción! Como el no ha parado nunca.... Grrrr
    Pero todo queda borroso en la memoria y no parece tan malo eh. Tenemos A nuestros bebés con nosotras.
    Pero sí que pondría reclamación... Qué injusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco :) cada persona es diferente y hace que cada vivencia sea única. Pues si, como se nota que los dolores no los estaba teniendo él :(

      La verdad es que fue toda una experiencia pero si, tienes razón, lo importante es que estamos bien y tuve a mi sagutxu conmigo en cuanto salió. Besos!

      Eliminar
  13. Ami también me pincharon dos veces ,pensé que suerte la mia !
    Que momento cuando recibí el wasap;
    ¿ a que no sabes quien va camino del hospital ???? Y cuando Sagutxu y Bitxito se conocieron ... Aun lloro de emoción al recordarlo.
    Yo también te quiero un montonazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayyyyyy qué ilusión tú por aquí!!! :) Lo que creíamos que sería imposible se hizo realidad y tuvimos a nuestros regalitos del cielo el mismo día con una diferencia de 12horas :) Yo también me acuerdo de que lo primero que hice en cuanto me subí al taxi fue escribirte para decirte que allá iba yo jeje Te quiero!!!!

      Eliminar
  14. El primer parto de mi mujer fue de mellizas... imagina.
    Muy bonito pero muchos nervios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vaya...menuda aventura! seguro que lo recuerdas muy intensamente.... Lo importante es que todo saliera bien :) gracias por escribir, besos!

      Eliminar