Newsletter

    Salado

    Sandwich de verano

    Sándwich de verano

    Ya está aquí la que para mí siempre será la época del año más nostálgica. Llegó el 21 de Junio y con él arranca el VERANO. Primer día y lo que a mí me viene a la mente son esos veranos de disfrute total. Veranos en los que pasaba más tiempo a remojo que seca, en los que el tiempo se detenía y los relojes no existían. Veranos felices, veranos de sol, playa y puerto. Recuerdo hasta el más mínimo detalle de la hamaca de playa de amama Paz, los helados mikolapiz o las fiestas de la espuma en la plaza de Mundaka.

    Las cenas con tortilla de patata o sándwich de verano eran un clásico, el olor constante a salitre me encantaba, el ajetreo de casa en los días en los que amama embotaba bonito eran una lección de constancia y dedicación, el día de disfraces en las fiestas de Gernika, las barrakas, las sobremesas con amama Inés viendo pelota o carreras de bici, las fiestas, los días interminables con la kuadrilla, la sorgiña en la hoguera, la llegada de aita tras meses en la mar, las noches de Gran Prix, el intento de caza de kiskillas, etc. Incluso las rozaduras de los muslos las recuerdo con cariño. El verano era ilusión, despreocupación, FELICIDAD.

    Verano para mí significa muchas cosas que ahora no tengo y añoro hasta tal punto que duele. Cuando llegan estas fechas y sobre todo desde que soy madre, siempre pienso que me encantaría que Asier y Amaia vivieran los veranos que viví yo cuando era pequeña. Los tiempos han cambiado y las circunstancias también, pero cada año al llegar el final de curso me propongo una cosa: hacer que el verano sea especial para ellos. Es tiempo de disfrute, de relax, de experiencias únicas que espero pasen a su memoria a largo plazo y queden bien guardadas en el apartado de recuerdos especiales e inolvidables. Este año he elaborado una lista de EXPERIENCIAS que espero cumplamos de principio a fin, y contribuya a que su verano sea mágico.

    Mundaka
    Mundaka. Mi refugio. Algún verano mágico de mi infancia.

    50 planes para hacer con niñ@s este verano:

    1. Visitar un museo.
    2. Quedar con amig@s que no vemos desde hace tiempo.
    3. Hacer palomitas de maíz.
    4. Volar una cometa.
    5. Visitar un castillo.
    6. Salir a dar un paseo después de cenar.
    7. Ver amanecer/atardecer.
    8. Ver fuegos artificiales.
    9. Aprender Origami.
    10. Teñir una camiseta.
    11. Jugar al Twister.
    12. Pintar piedras.
    13. Escribir y mandar una postal.
    14. Cazar kiskillas (y después soltarlas).
    15. Bañarse en el puerto.
    16. Organizar un picnic con amig@s.
    17. Guerra de agua.
    18. Bailar bajo la lluvia.
    19. Coger libros de la biblioteca.
    20. Hacer galletas para regalar.
    21. Hacer una ruta por el monte.
    22. Ir a la playa.
    23. Preparar limonada casera.
    24. Hacer una playlist de canciones para el coche.
    25. Dormir en una tienda de campaña.
    26. Visitar un mercado local nuevo.
    27. Comprar algo nuevo en el mercado y cocinarlo en casa.
    28. Hacer velas caseras.
    29. Ir a un concierto.
    30. Andar un rato descalzo.
    31. Colección de conchas de la playa.
    32. Hacer un amig@ nuevo.
    33. Echar una siesta en la playa (bajo la sombrilla).
    34. Probar un sabor nuevo de helado.
    35. Aprender un juego nuevo de cartas.
    36. Ver las estrellas.
    37. Montar en barco.
    38. Aprender a saludar en 5 idiomas.
    39. Salir del agua con los dedos arrugados.
    40. Hacer una escapada de fin de semana a un sitio nuevo.
    41. Saltar en una cama elástica.
    42. Hacer un castillo de arena grande.
    43. Ir a una feria medieval.
    44. Ir a una playa nueva.
    45. Elegir el menú de casa de un día.
    46. Ir al cine.
    47. Bañarse en el río.
    48. Ver un partido o carrera de un deporte a elegir.
    49. Hacer una excursión de día entero.
    50. Desayunar fuera de casa.

    RECETA

    Sándwich de bonito

    Y ahora que estamos en plena temporada de Bonito, la receta de hoy se la quiero dedicar a todas y todos los valientes que al igual que hacía mi amama cada verano, dedicarán unos días a la maravillosa tarea de embotar bonito para los próximos meses. Recuerdo perfectamente el olor del bonito cocinándose, un olor que impregnaba toda la casa y mantenía a mi amama muy concentrada en su tarea. Los bonitos los traía su cuñado, mi “tío” León, al que con tanto cariño recuerdo. Ella los limpiaba, troceaba, cocinaba y embotaba en su pequeña cocina de Mundaka. De ahí salían muchísimos botes que disfrutábamos a lo largo del verano, otoño e invierno, hasta que llegaba el fatídico día en el que abríamos el último bote y nos invadía la tristeza. No he llegado a probar un bonito tan rico como aquellos, pero tampoco me importa, no quiero reemplazar el recuerdo de aquel sabor, aquel extra de amor que se escondía en cada bote.

    Si eres tan amantes del bonito como lo somos nosotros, tienes que probar este sándwich, porque acabarás chupándote los dedos. Tan sencillos, tan deliciosos. Con tan solo 5 ingredientes tendrás unos sándwiches perfectos para la playa, para el monte, para la piscina, para cualquier escapada veraniega. ¡Disfrútalos!

    Sándwich veraniego

    Sándwich de verano

    Print Recipe
    Serves: 4 Cooking Time: 15 minutos

    Ingredients

    • 1 cebolleta
    • 1 bote de bonito en conserva (250g de bonito aproximadamente)
    • 200ml de mayonesa casera (receta en el recetario del blog)
    • 8 rebanadas de pan de molde
    • Lechuga

    Instructions

    1

    Picar finamente la cebolleta.

    2

    Picar ligeramente el bonito y mezclarlo con la cebolleta.

    3

    Añadir la mayonesa y mezclar bien.

    4

    Extender una capa de la mezcla sobre una rebanada de pan.

    5

    Añadir lechuga previamente aliñada y colocar otra rebanada de pan encima.

    6

    Repetir la operación con los demás sándwiches.

    7

    ¡Disfrutar!

    8

    El relleno sobrante se puede guardar en la nevera un par de días más.

    9

    Se pueden añadir más ingredientes como tomate en rodajas, espárragos, etc.