Cenas ligeras de calabacín

17 de julio de 2017

Este post tiene un claro objetivo: ODA AL CALABACÍN. Producto de temporada, súper versátil y muy muy saludable. Se compone de un 95% de agua, no tiene apenas aporte calórico y es una buena fuente de potasio. En casa nos gusta porque es muy versátil y lo usamos para muchas elaboraciones: Cremas de verduras, lasañas vegetales, noodles, tempuras, etc. Sobre todo en verano es cuando mejor están de precio y eso también es importante para que el bolsillo no sufra demasiado. Además, es cuando más rico está por tratarse de un producto de temporada.

Las dos recetas que os traigo hoy son muy sencillas porque son recetas que hemos tomado a la hora de la cena y a esas horas no nos solemos complicar mucho la vida. Lo cual no quiere decir que sean recetas simples y menos ricas, al contrario. A veces lo sencillo es mejor. Recetas para toda la familia :)

CREMA DE CALABACÍN Y KALE

¿Qué necesitamos?

  • 2 calabacines grandes.
  • 4 puñados de hojas de kale o col rizada. 
  • 1 cebolla grande. 
  • 1 diente de ajo. 
  • 1 litro de caldo de verduras (a poder ser casero) o en caso de no tener, agua y una pastilla de "starlux" de verduras. 
  • Aceite de oliva virgen. 
  • Sal.
Elaboración:
  1. Pelar y cortar la cebolla en trozos.
  2. Limpiar el calabacín y cortarlo en trozos. 
  3. Limpiar bien las hojas de kale y trocear un poco. 
  4. Picar el diente de ajo. 
  5. Verter un chorro de aceite en la olla y sofreir la cebolla, el ajo, el calabacín y la kale. 
  6. Verter el litro de caldo o agua con la pastilla. 
  7. Sazonar. 
  8. Poner la tapa y cocinar unos minutos hasta que pite (también se puede preparar a la manera tradicional sin olla, claro).
  9. Triturar en la batidora. 


PANCAKES DE CALABACÍN

¿Qué necesitamos?
  • 1 calabacín mediano. 
  • 2 huevos. 
  • 3 cucharadas de harina de arroz integral. 
  • 200g de Gouda de cabra o queso tipo feta. 
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen. 
Elaboración:
  1. Limpiar bien el calabacín y rallarlo grueso con un rallador de queso. 
  2. Rallar el queso o desmigarlo con las manos. 
  3. Batir los huevos.
  4. Mezclar el calabacín, los huevos batidos y el queso. 
  5. Añadir la harina y mezclar bien con la ayuda de unas varillas. 
  6. Salpimentar. 
  7. Calentar una sartén con un poquito de aceite y verter un poco de la mezcla en el centro. 
  8. Dejar unos segundos hasta que creáis que se ha dorado ligeramente, y darle la vuelta con una espátula para repetir el proceso por el otro lado. Sacar de la sartén.
  9. Repetir hasta acabar con toda la masa. 

¡A disfrutar!

Comparte Eroski Seleqtia

La semana pasada os enseñé la cesta que Eroski me había enviado para promocionar los productos Eroski Seleqtia. Vinieron dentro de un capazo que me robó el corazón en el primer momento, pero es que lo de dentro era aún mejor. Si de algo se caracteriza Eroski es de cuidar y mimar sus productos al máximo, y en cuanto a los productos Seleqtia, aún más.

Eroski Seleqtia es la marca gourmet de Eroski, y lo forman una serie de productos de alta calidad que están testados y avalados por expertos del Basque Culinary Center. Algunos de los que hemos podido probar nos han parecido exquisitos, como por ejemplo el Fuet Extra de Garrotxa, queso Roncal DOP, aceite de oliva virgen extra y vinagre balsámico, aceitunas rellenas de pimiento con guindilla y ajo, aceitunas con hueso, patatas fritas solo con aceite de oliva... Pero hasta el momento lo que realmente me tiene salibando cada vez que pienso en ello, son los pimientos secos en aceite, qué cosa más rica, qué sabor. Lo mismo te vale para incorporarlos en un plato de pasta, en una ensalada o en un bocadillo.



Desde Eroski nos animan a disfrutar de un picnic con productos Eroski Seleqtia y eso hicimos el primer día. ¡Dame alimentos ricos, dame una tabla y te monto un picnic improvisado en un momento! Cualquier día es un buen día y cualquier sitio es un buen sitio. ¿Para qué esperar a una ocasión especial si siempre puede haber algo por lo que darte un pequeño homenaje? 

La cesta y los productos vinieron acompañados por recetas de Laura (@becauseblog) y no creo que tarde mucho en preparar esa maravillosa ensalada de salmón ahumado y guacamole en tarro. Os links a las recetas por si os apetece prepararlas. Si son de Laura, son un éxito asegurado sin duda. 


En cuanto al tema dulce, las tejas y cigarrillos de Tolosa a base de almendra nos han encantado. Muy ligeros, nada pesados y un sabor intenso a almendra. Me gusta la forma que tiene Eroski de promocionar el producto local y defender la marca. He comprobado de primera mano en varias ocasiones el cariño que le ponen a la promoción de sus productos: Leche Euskadi Eroski y Fruta Eroski Natur, y sin duda es algo que valoro mucho a la hora de hacer las compras para casa. Me decanto por producto local, a poder ser km0 y elaborado/escogido con gente que pone todo su corazón en ello. Como en este caso.

#ComparteEroskiSeleqtia
Eskerrik asko Eroski

Ideas saludables para niños en verano

El post de hoy no trata de una receta en concreto, sino de una serie de ideas relacionadas con fruta. Ideas sencillas, frescas y divertidas para preparar fruta de forma diferente. Al igual que a los adultos, a los niños también les gusta comer bonito, y con poco esfuerzo, se pueden preparar platos de fruta muy llamativos. ¿Qué niño no ha soñado alguna vez con tener una barita mágica? ¿Y si juntamos fruta y chocolate? Dejarles experimentar, untar, manipular los ingredientes ellos mismos. Y cuanta más variedad tengan delante mejor, así aumentaremos las opciones y les daremos la oportunidad de probar frutas nuevas. 

Para el chocolate, lo mejor es elegir uno con porcentaje alto de cacao. Los polos de zumos son geniales en verano, y lo ideal es prepararlos en casa en vez de recurrir a los que venden en las tiendas de gominolas o supermercados, ya que contienen muchísimo azúcar. La elaboración es muy sencilla, solo hay que exprimir fruta y congelarla en los tubos de plástico. Para los de limón, es como si prepararais una limonada casera, pero con la diferencia de que luego lo vais a congelar en esas mini-dosis. Y en cuanto a la fruta, no hay límites, cuanta más variedad, mejores oportunidades de probar sabores y texturas diferentes. Solo hay que echarle un poco de imaginación. Aquí os van algunas ideas. 




Ahora que llega el verano y el calor, es la época perfecta para aprovechar la fruta de verano, que es mucho más atractiva para los peques, sobre todo por la variedad. El calor por supuesto juega un papel muy importante, así que, aunque un helado de vez en cuando no hace daño, la opción más saludable sin duda es la fruta. No solo obtenemos azúcares naturales, minerales, vitaminas y fibra, sino que además la fruta nos mantiene muy hidratados. ¿Y si juntamos las dos cosas y hacemos unos saludables helados de fruta congelada?



Las mantecas de frutos secos 100% son estupendas grasas saludables, como por ejemplo la de cacahuete. Puede resultar un poco espesa y pastosa, pero incorporando una cucharada al yogur o un chorrito sobre trozos de fruta, es estupenda y deliciosa. Lo mismo con la crema de cacao casera. Aquí tenéis la receta por si os interesa.



Ya sabéis que soy muy fan de los zumos de frutas y verduras. Con toda su pulpa por supuesto. Tenéis algunas recetas en el blog de zumos verdes. Este de la foto sería a base de nectarinas, zanahorias, pepino, plátano, hojas de lechuga y agua.




La receta del bizcocho de zanahoria maravilloso lo tenéis en el post del Taller de almuerzo saludable. 

Está claro que no pasa nada si alguna vez toman alguna chuchería, pero si podemos evitar que se convierta en una rutina mucho mejor para su salud

Pantone a mesa puesta (Parte 1)

Aunque es una idea que surgió para Instagram, he pensado que sería una pena que no quedara reflejado en el blog mi trabajo con las fotos de Pantone. Todavía a día de hoy sigo intentando explicar a mi hermano por qué hago este tipo de fotos (no te enfades bro). No entiende por qué pongo una tarjeta de un color junto a un alimento :) Pues porque la comida entra primero por los ojos antes que por la boca. Nos gusta comer bonito o al menos eso es lo que a mí me pasa. Me gustan los colores y soy curiosa por naturaleza, así que veo comida y veo gamas infinitas de colores.

Mis cuñados tienen en casa un cuadro con un montón de estas tarjetas de Pantone, y el día que lo ví quedé maravillada. Un día pensé en la cantidad de cosas que podría hacer si tuviera esas tarjetas en mi poder. Mi cuñada me dijo dónde comprarlas y desde que las tengo, no he parado de crear. Ha sido como un soplo de aire fresco que ha renovado la motivación y la ilusión. Ahora veo pantones de comida por todas partes, y ni os imagináis la de fotos que tengo ya, podría publicar a diario fotos de #PANTONEAMESAPUESTA. Ahí tenéis el hagstag con el que podréis seguir en Instagram la serie de fotos que publico con esta temática.

Yo no me aburro de los Viernes de Pantone. Espero que vosotros tampoco :)


Primera fotografía de la serie #pantoneamesapuesta que publiqué. Mijo, cúrcuma, jengibre en polvo, sésamo negro, cacao puro desgrasado y dátiles. Son algunos de los imprescindibles en nuestra despensa.


De izquierda a derecha: Pale Ale (Aupa de Basqueland Brewing Project), Brown Ale (Kiskale de Laugar Brewery), afrutada de cerezas (Kriek de Lindemans) e Imperial stout (Lervig). ¿Cuál escogerías?


Estos macarons llegaron desde Francia con mucho amor y son perfectos para esto. Además, así inmortalizo un regalo que ya está más que digerido.


Me encanta todo lo que da la huerta, ¡mira qué colores!


Además de bonitas y deliciosas, las cerezas son para mí las reinas del verano, por eso las elegí para este #pantoneamesapuesta. Me pasa algo como cuando estaba embarazada, ¡que veo pantones por todas partes! Por cierto, las amarillas no las había probado nunca y son brutales. 

Y hasta aquí la primera entrega de #PANTONEAMESAPUESTA
(Podéis sugerirme colores, alimentos... lo que se os ocurra. GRACIAS)


Batido verde refrescante

29 de mayo de 2017

El batido que os traigo hoy es muy sencillo de preparar y a diferencia del zumo verde que publiqué anteriormente, para este batido solo necesitaremos una batidora para prepararlo, de ahí que lo llame batido y no zumo. Además, añadiendo hielo, conseguiremos ese toque refrescante mientras lo bebemos. Con estas altas temperaturas que estamos teniendo y con el verano a punto de empezar, es una opción muy saludable para combatir el calor. Fruta y verdura, todo en un batido muy sencillo, os animo a probarlo.


¿Qué necesitamos?
  • 2 plátanos
  • 1 puñado grande de espinacas.
  • 2 kiwis.
  • 1 trozo pequeño de raíz de jengibre. 
  • 1 vaso de agua mediano. 
  • Hielo. 
Elaboración:
  1. Pelamos el plátano, los kiwis y le quitamos la piel al trocito de raíz de jengibre. 
  2. Troceamos la fruta y la vertemos en el vaso de la batidora. 
  3. Añadimos el jengibre, el puñado de espinacas y el agua. 
  4. Batimos bien hasta que quede lo más homogéneo posible. Si hiciera falta, añadir más agua a la mezcla. Dependerá de la textura que se quiera conseguir. 
  5. Si la batidora es apta para picar hielo, añadir unos cubitos y triturar hasta trocearlos un poco. 
  6. Si no, añadir unos cubitos al batido ya triturado y listo. 

El kiwi, el plátano y las espinacas casan estupendamente junto con el jengibre, pero si no os gusta este último, podéis suprimirlo. Este batido podría considerarse "detox", ya que contiene jengibre, que es antiinflamatorio, estimula los jugos gástricos, antioxidante, previene ataques al corazón, previene el cáncer de piel, ayuda a tener mejores digestiones y también a bajar de peso, entre otras muchas cosas. Aunque a mí ese término no me gusta demasiado porque a veces lleva a pensar que es propio de dietas adelgazantes. Diremos que es saludable y que es un complemento ideal para una dieta sana. Complemento, no sustituto de comidas ni cosas así. 

A mí estos batidos y zumos me sientan de maravilla por las mañanas, por eso suelo publicar fotos de este tipo a primera hora del día. Me gustan fresquitos, de ahí que intente tener estas frutas en la nevera unas horas antes de prepararlos, y después pongo los zumos o batidos en botes para poder llevármelos a trabajar o a donde sea.

¡Feliz comienzo de semana 
hasta la próxima receta!

Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

22 de mayo de 2017

Cada cierto tiempo me gusta revisar las recetas publicadas por si pudiera hacer algún tipo de mejora en cuanto a ingredientes o elaboraciones, y aquí estamos. Hace 3 años (se dice pronto) publiqué un post con 2 recetas entre las cuales se encontraba una crema de cacao sin azúcar. En ese momento me parecía lo más porque acababa de "descubrir" el sirope de agave y se abría ante mí un mundo de posibilidades en el que no había cabida para el azúcar blanco refinado. Como ya sabéis, mi modo de cocinar ha cambiado porque ahora me preocupo mucho más por los alimentos que consumo, y sobre todo por intentar evitar al máximo posible el azúcar refinado.


Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

Así pues, aunque el sirope de agave sigue siendo una opción algo más saludable que el azúcar blanco (caca caca), existen opciones más saludables a las que podemos recurrir en caso de querer darnos un capricho como el que os traigo hoy. Sigo utilizando sirope de agave oscuro, porque he leído hace poco que el claro es bastante parecido al azúcar blanco. Aún así, si puedo utilizar otro tipo de endulzantes como por ejemplo los dátiles de esta receta, mejor. La crema de cacao es algo a lo que creo que no podría renunciar, pero eso sí, casera. Vamos allá. 

¿Qué necesitamos?
  • 200g de dátiles sin hueso. 
  • 90g de manteca de avellana.
  • 20g de cacao puro en polvo.
  • 1/2 vaina de vainilla. 
  • 100ml de agua.
Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

Elaboración:
  1. Dejamos los dátiles a remojo en abundante agua toda la noche.
  2. Al día siguiente, sacamos la pulpa del interior de la vaina de vainilla. Reservamos.
  3. Escurrimos los dátiles y los trituramos con ayuda de un robot de cocina, junto con el agua, hasta conseguir una pasta lo más homogénea posible. Triturar el tiempo que sea necesario. Cuanto más lisa quede la pasta, mucho mejor. Si fuera necesario, añadir un poquito más de agua. 
  4. Incorporar la manteca de avellana, la pulpa de la vaina de vainilla y volver a triturar. 
  5. Añadir el cacao en polvo y mezclar bien hasta que se incorpore del todo. 
  6. Guardar en un recipiente hermético y conservar en la nevera.
Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

La manteca de avellana es fácil de preparar en casa. Tan solo habría que poner a remojo los frutos secos en agua durante al menos 4 horas, después escurrir y triturar con un robot de cocina hasta conseguir una pasta. Es un proceso un poco lento si no se tiene un robot de cocina muy potente. En caso de no tenerlo (como me pasa a mí), es cuestión de echarle paciencia y triturar repetidamente en intervalos cortos hasta que se haga la magia. El fruto seco acabará soltando sus aceites naturales y eso hará que los trocitos se conviertan en polvo y finalmente, en manteca. Si preferís evitar este proceso lento, podéis recurrir a mantecas de fruto seco que se pueden adquirir en tiendas de productos naturales. Lo único en lo que hay que fijarse sí o sí, es en que el único ingrediente sea el fruto seco. Es decir, en este caso, 100% avellana, nada más. 

Los dátiles son muy nutritivos y contienen vitamina A, tiamina, riboflavina, niacina, triptófano y ácido ascórbico. Por su alto contenido de azúcar se consideran energéticos y afrodisíacos. 


Crema de cacao sin azúcar (versión mejorada)

La crema de cacao por muy casera que sea y por mucho menos azúcar que lleve, sigue siendo un capricho del que es mejor no abusar a diario. De este modo sé lo que estoy comiendo y si me apetece una buena rodaja de pan con crema de chocolate, esta es mi primera opción.