Aste Nagusi gastronómico 2016

24 de agosto de 2016

Lo prometido es deuda y aquí os traigo una personal selección de sitios donde comer o beber algo en Bilbao, especialmente ahora que estamos en plena Aste Nagusia. Como dije en Instagram, estoy subiendo fotos a #instagramstories puntuando con 1 marijaia (poco recomendable) a 5 marijaias (muy recomendable) locales en los que he estado. Para esta selección he decidido incluir solo los recomendados ya que no quiero herir la sensibilidad de nadie, y la mayoría de las recomendaciones valen tanto como para los que somos de aquí y nos gusta conocer sitios nuevos, como para los que vienen de visita en fiestas o durante el resto del año.

En cuanto a los locales "poco recomendables", me refiero a aquellos en los que se piensa que todo vale y aprovechan las fiestas para inflar los precios, ofreciendo pintxos, bebidas y un servicio bastante cuestionable con tal de hacer el agosto. Sin mencionar ningún local en concreto, lo que sí haré será mencionar algunos puntos a tener en cuenta para evitar que os pase eso.


ZONA CASCO VIEJO- ARENAL. En mi humilde opinión, aquí es donde se cuece el 90% de las fiestas y donde se encuentran las txosnas.

  • Baster (Correo 22): Sin duda uno de nuestros locales preferidos del Casco viejo y que visitamos bastante a menudo los fines de semana. En este bonito local, con su estupenda terraza, podréis degustar pintxos y raciones muy ricas elaboradas con mucho mimo siguiendo su filosofía de km Barrio. Yo os recomiendo las deliciosas tortillas de patata preparadas al momento (hay varios tipos), las aceitunas aliñadas o las patatas bravas, por ejemplo.  
  • Gelati Gelati (Sombrerería 14): Que los helados Italianos son los mejores del mundo eso lo sabe todo el mundo. Pues en Bilbao tenemos la suerte de tener un pedacito de Italia en forma de helado, gracias a este local y el otro que tienen en Santutxu (Marqués de Laurecín s/n). Los batidos de helados, los muchísimos sabores que elaboran y los gofres artesanales son para chuparse los dedos. 
  • Panadería-pastelería Jardines (Jardines 10): Siempre esta llena y aunque a veces no siempre es señal de calidad, en esta ocasión sí que lo es. La barra de pan de agua, el pan de molde de pasas y nueces, la palmera de chocolate, los mini bollitos de mantequilla y el milhojas especial son mis imprescindibles de este local. Además a #sagutxutragón lo tienen "muy mal" acostumbrado porque siempre le regalan un panecillo. 
  • BB3 Cold Press (Bidebarrieta 3): Poco me queda de añadir después de lo que os conté en el post El Cold Press llega a Bilbao. Zumos sanos, muy refrescantes y de la mano de unas chicas encantadoras a más no poder. Sin duda vuestra visita a este local no será jamás en vano, os lo aseguro. Además también disponen de ensaladas de fruta, para disfrutar de un tentempié sano frente a los dulces. 
  • Turronería Iváñez (Correo 23): Aunque Gelati Gelati me tiene el corazón robado, no podía dejar de mencionar esta Turronería que en verano se convierte en una estupenda heladería. Es de esos locales DE TODA LA VIDA que nunca defrauda y son ya una institución en la ciudad.
  • Pizza vía (Somera 6): Tiene 2 locales en el Casco viejo, uno en Somera y el otro en Santa María 1. Rica, no muy cara y en el centro de la fiesta. 
  • Bar Restaurante Victor (Plaza Nueva 2): Un local que se mantiene desde 1940 tiene un mérito digno de mencionar. Sirven menús y están en pleno corazón de la Plaza Nueva. La tortilla de patata está buenísima. 
  • Iñakiren Taberna (Balenkarrebarrena 14): Nos gusta porque mi aita siempre se refiere a este local con mucho cariño y cierta nostalgia, porque se sigue manteniendo al pie del cañón a pesar de los años, porque la comida casera DE VERDAD es la reina y porque no todos los locales buenos están en el centro del Casco Viejo. 
  • El Tilo de Mami Lou (Areatzako pasealekua): Para los que quieran tomarse un cupcake, un gofre, una tarta de queso o hasta una buena cerveza de La Salve, no hay más que entrar en El Tilo de Mami Lou, junto al Teatro Arriaga. El primer local lo tienen en Barraincua 7. 
CENTRO CIUDAD. Aquí está en mi opinión el segundo foco de las fiestas después de el Arenal y el Casco Viejo. 
  • Pastelería Arrese (Gran vía 24): Todo un clásico en la Villa. No dejéis de probar las trufas y las palmeras de chocolate, sin duda una de las mejores de Bilbao. 
  • Café Iruña (Jardines de Albia-Abando): Una institución en la hostelería Bilbaína sin duda y parada obligatoria. Los pintxos morunos, el "agua" de Bilbao, los emparedados y los serranitos son lo mejor de lo mejor. 
  • Copper Deli (Mazarredo 6-Abando): Este Sandwich Bar & Take Away que ahora cuenta con otro local frente al Museo Bellas Artes, en una estupenda opción para los amantes de los buenos sandwiches y zumos Detox. 
  • Coppola (Barraincua 6): Creo que no me equivoco si digo que es actualmente el mejor local donde comer una pizza verdaderamente rica y lo más parecida a las italianas, en Bilbao. Bien de precio, un local pintoresco y una atención buenísima, pero eso sí, que no se os olvide reservar porque suele estar a tope de gente incluso entre semana. 
  • Restaurante Colombo (Rodriguez Arias 32-Indautxu): Si algún día os apetece daros un capricho y cenar en uno de los locales de moda de Bilbao, esta opción es muy buena. El local es impresionante, la decoración es digna de un revista y la comida no se queda atrás tampoco. 
  • La Destilería (Alameda Urquijo 59-Indautxu): También os hablé de este local en el post De Bilbao, ¡pero del centro! y en fiestas también es una buenísima opción para tomarse un cóctel de calidad.  
  • Restaurante vegetariano Garibolo (Fernández del Campo 7): Para los que quieren algo diferente sin renunciar a la comida casera y dejando de lado la carne, este restaurante vegetariano ya es un clásico de Bilbao. 
  • Cinnamon (San Vicente 3-Abando): Las tartas de Ladybiscuit son famosas y dignas de una visita, pero también hay que sumarles los deliciosos brunch y el café de calidad, que no es poco. 
  • La Viña del Ensanche (Calle Diputación 10-Abando): Si andáis con el morro un poco fino y buscando daros un homenaje, el menú degustación de varios platos a cada cual más rico es muy recomendable. 
  • La Viña de Henao (Henao 27-Abando): Este pequeño local familiar es también un clásico y un sitio de referencia en lo que a comida casera de grandísima calidad se refiere. Una recomendación: Rape y ensalada de tomate con ajo. 
  • Penguin Bar (Gregorio de la Revilla 8-Indautxu): Esta debería ser una parada obligatoria para todos los amantes de la cerveza ya que cuentan con 16 grifos, ni más ni menos. 
  • Pastelería Don Manuel (Alameda Urquijo 39-Indautxu): Estar en Bilbao y no probar las carolinas y los bollos de mantequilla de esta pastelería podría ser un sacrilegio culinario :) 
  • Pasta y pizza Grossi (Manuel Allende 12-Indautxu): Nuestra pizza al taglio particular se puede encontrar en Grossi de la mano de estos italianos veteranos en la ciudad. 
OTRAS ZONAS. No todo va a ser el centro de la ciudad... en Aste Nagusia la fiesta se reparte por todo Bilbao. 
  • Hamburguesería Munich (Avenida Madariaga 3- Deusto): Mi hamburguesería preferida de la ciudad y una de las mejores opciones para llevarse la hamburguesa a ver los fuegos artificiales a alguno de los puentes cercanos desde donde se ven de maravilla. Una recomendación: Hamburguesa a caballo y patatas deluxe :)
  • Baztertxu Taberna (Plaza Arquitecto Ricardo Bastida 1- Santutxu): Una taberna de barrio con una calidad inmejorable. La tortilla de patata es de 10, aunque cualquiera de los pintxos que se sirven son buenísimos. 
  • Bihotz Café (Arechaga 6): En Bilbao la vieja hay locales muy punteros que no os defraudarán, y entre ellos se encuentra este. Buen café, vermut y un ambiente muy especial. 
LOS NO RECOMENDADOS:
  • Los puestos de comida de las barracas pueden sacarnos de un apuro pero no esperéis nada del otro mundo, os aviso. Si podéis evitarlos, mejor. Los precios son elevadísimos y la comida deja bastante que desear, además la atención es bastante mala, lo siento. 
  • Si vuestro presupuesto no es muy grande, evitar las terrazas de la Plaza Nueva o cualquiera que tenga servicio de terraza porque os podéis dejar bastante dinero en una ronda. 
  • Que te cobren 8€ por una ración de rabas no es plato de buen gusto, así que mejor tirar de pintxos, de bocadillo de casa o ir a alguno de los locales recomendados arriba. Cuidado con los precios, preguntad antes. 
  • Los botellines de agua son la excusa perfecta para cobrar algo tan simple a precio de oro. En las txosnas encontraréis los más baratos (1€) después de los de los supermercados. Hay fuentes en una de las entradas a la Plaza Nueva, en la Plaza Unamuno, en la Plaza Santiago, Fuente del Perro, en el Arenal y en bastantes sitios por todo Bilbao. 
  • Los helados en forma de rosa que todos conocemos son muy bonitos pero tan caros y tan frágiles que en mi opinión, no merecen la pena. Hay sitios mucho mejores como los ya mencionados. 
Por supuesto hay muchísimos sitios más pero si siguiera escribiendo la lista sería interminable. Lo más importante es disfrutar las fiestas ya sea comiendo un bocadillo en las txosnas, tomando un helado por la calle, llevando un bocadillo de casa o comiendo un pintxo en algún bar. 


Gora Marijaia! 
Gora Aste Nagusia!



El congelador, ese gran olvidado

19 de agosto de 2016

Como ya os conté en otra ocasión, tener la nevera limpia y ordenada es fundamental para una correcta conservación de los alimentos y así mantenerlos en buen estado durante más tiempo. La limpieza y organización de la nevera debe ser una práctica habitual en nuestras cocinas, y con ello conseguiremos no tirar ningún alimento por una incorrecta utilización de nuestros electrodomésticos. Lo confieso, me suele dar muchísima pereza, pero desde que me propuse ser más organizada con este tema, aprovecho mucho más los alimentos que compro.

De todas formas lo de la nevera es pan comido si lo comparamos con el congelador. ¡El gran olvidado! Vaciar la nevera, limpiarla y volver a colocar los alimentos en ella no es un tarea difícil, pero ¿Qué ocurre con el congelador? Pues que si limpiar la nevera suele dar pereza, este ya ni os cuento. Desconectarlo, vaciarlo y ponerse a rascar la escarcha acumulada durante meses no es algo que suela apetecer demasiado, pero es MUY IMPORTANTE hacerlo al menos una vez al año para garantizar un buen funcionamiento y sobre todo, buena conservación de la comida.


Recomendaciones para una correcta congelación de los alimentos:
  • Las carnes y aves se deben extraer de sus envases originales y guardar sin huesos y grasa visible.
  • Los pescados se congelan limpios y secos tras descamarse y destriparse.
  • Es recomendable dividir los productos en porciones individuales para una mejor y más rápida congelación y posterior descongelación.
  • Las verduras y hortalizas se congelan tras cocinarlas o escaldarlas, es decir, tras sumergirlas durante dos minutos en agua hirviendo para eliminar las bacterias y detener el proceso de deterioro.
  • Los huevos enteros pueden romperse; se recomienda congelar la yema batida y/o la clara.
  • Los recipientes más recomendables para emplear en la congelación son las bolsas de plástico herméticas, recipientes de cristal o de plástico rígido así como papel de aluminio.
  • Las pastas y patatas pierden textura al congelarse.
  • Etiquetar cada alimento con la fecha en la que se inició el proceso de congelación.
Tiempo de conservación (depende de las características del congelador. A mayor número de estrellas mayor tiempo de congelación, y de los alimentos en cuestión):
  • Pescado azul y marisco: máximo 2 meses.
  • Pescado magro o blanco: máximo 5 meses.
  • Aves: máximo 6 meses.
  • Hortalizas y verduras: 12 meses.
  • Carnes rojas: entre 8 y 12 meses.
  • Vísceras: máximo 6 meses.
  • Huevo batido: máximo 6 meses.
  • Cordero: máximo 8 meses.
  • Cerdo: máximo 6 meses.
  • Pan y bollos: máximo 3 meses.
Recomendaciones para una correcta descongelación (fundamental para evitar toxiinfecciones alimentarias):
  • Nunca descongelar a temperatura ambiente, puede favorecer el desarrollo de bacterias.
  • Descongelar en microondas, horno o frigorífico.
  • Las hortalizas no precisan descongelación para su posterior fritura o cocción.
  • Cocinar los alimentos una vez descongelados, no almacenarlos. Consumir antes de 48 horas. 
  • Nunca congelar nuevamente un alimento descongelado. 

Y ya que hablamos de productos de congelador, no quiero perder la oportunidad de hablaros sobre los nuevos cierres ZIP de las bolsas Findus. Desde que los descubrí, ya no me preocupo de las pinzas de cierre, ni de que se me desparramen los guisantes por el congelador. Ahora las bolsas son mucho más prácticas, comodísimas y además permiten conservar los alimentos con la calidad que les caracteriza, desde el primer día en que las abres. 

Con una bolsa de Ensaladilla, preparé una ensaladilla rusa súper rica. Solo tuve que cocer el contenido en agua hirviendo con sal durante 6-8 minutos y después añadirle huevo cocido, aceitunas picadas y mayonesa. Como era para una comida familiar, quise hacer más cantidad y acabé añadiendo un poco más de todos los ingredientes. Quedó buenísima y no se notó la diferencia entre el producto congelado y el que no estaba congelado. ¿Habéis probado ya los nuevos cierres Zip?

¡Feliz fin de semana!

Cómo activar semillas de chía en 3 pasos

16 de agosto de 2016

La chía (Salvia hispanica L.) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas, y es originaria del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua. Esta planta se cultiva para aprovechar sus semillas, y yo empecé a consumirlas cuando las descubrí hace un par de años. Primero las empecé a tomar tal cual, secas, en ensaladas, batidos, yogures, etc. Después aprendí a "activarlas" y sacarles la fibra soluble de su interior, la cual tiene múltiples beneficios para nuestro organismo.

La semilla de chía contiene muchas propiedades como: proteínas, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3, antioxidantes y también oligoelementos tales como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina entre otras. En comparación con otros alimentos tiene de proteína dos veces más que cualquier semilla, cinco veces más calcio que la leche entera, dos veces la cantidad de potasio en los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas y siete veces más omega3 que el salmón.

Al remojar las semillas en agua y dejarlas reposar un rato, estas liberan un líquido gelatinoso y transparente que actúa como barrera física para la digestión enzimática rápida de algunos carbohidratos, impidiendo su transformación en azúcares sencillos y modulando el metabolismo de estos compuestos en beneficio. Este líquido gelatinoso es totalmente insípido, así que no os preocupéis porque podréis añadirlo junto con las semillas a cualquier alimento como yogures, batidos, zumos, leches, etc, sin alterar su sabor.

Berenjenas a la parmigiana

12 de agosto de 2016


Melanzane alla parmigiana es un plato típico del mezzogiorno, el sur de Italia, aunque se puede degustar en cualquier región del país. Es un plato delicioso y en esta época del año aún más, porque las berenjenas se recolectan entre junio y octubre, por lo tanto, es un producto de temporada. Este es el principal motivo para traeros la receta de hoy, ya que siempre intento consumir productos de temporada para conseguir los mejores sabores en mis platos y además no gastar dinero de más.

El nombre del plato hace referencia al queso parmesano, el más común utilizado en su elaboración, aunque dependiendo de la región de Italia en la que lo comáis, podría variar. Por ejemplo, en el norte prefieren acompañar la berenjena asada con queso pecorino, un queso de oveja seco. A mí personalmente me gusta el parmesano porque le da un toque más potente y como la berenjena no es que tenga mucho sabor, casan a la perfección.

He querido incluir esta receta en la sección Kid Friendly porque aunque en casa cocinamos lo mismo para todos, puede ser una buena forma de introducir nuevos alimentos en la alimentación de los peques. Un día preparé berenjenas a la parmigiana porque me apetecía muchísimo y Asier, más conocido como #sagutxutragón, me sorprendió comiéndose una buena ración casi sin respirar. Siempre ha sido más de salado que de dulce, y es un enamorado del tomate en todas sus versiones, así que imagino que el sabor inconfundible del parmesano y la salsa casera de tomate lo cautivaron. Ya sea para preparársela a los peques o a adultos, espero que esta receta sencillita os guste tanto como a nosotros.

Hamburguesa vegana con pan 5 cereales

9 de agosto de 2016

La receta de hoy es muy especial porque se trata de una hamburguesa elaborada con hortalizas y legumbres. Lo sé, es un poco raro incluir legumbres en una hamburguesa y nada de carne, pero os aseguro que queda buenísima. Yo no soy vegana, aunque cada vez incluyo recetas más sanas en mi alimentación y de vez en cuando me gusta salir de la zona de confort.

El pan que he utilizado os lo enseñé en el vídeo del unboxing de la caja Degustabox de julio, y tenía muchas ganas de probarlo. Es el pan XL Gourmet para Hamburguesas, de Panrico. Está elaborado con semillas de lino, amapola, calabaza, girasol y mijo. Es muy ligero, y al ser grande, ayuda a que no se desparrame la hamburguesa.

Elaborar esta hamburguesa es muy sencillo, aunque hay que tener mucho cuidado en los pasos finales, porque no es tan consistente como una de carne y es fácil que se rompa al formarla. Por eso es muy importante incorporar las alubias bien escurridas y si fuera necesario, añadir más copos de avena para hacer la masa más consistente. Una vez superada esa pequeña dificultad, lo demás está chupado y espero que la disfrutéis mucho.


Receta express de spaguetti con pollo y salsa de queso

5 de agosto de 2016

Lo de hoy más que una receta es una idea para preparar un plato rápido y delicioso con dos productos listos para usar: La salsa de 4 quesos de Italiamo (Lidl) y pechugas de pollo en conserva de Casa Matachín. Muchas veces no disponemos de todo el tiempo que nos gustaría para cocinar, pero no por eso hay que renunciar a comer bien. Por eso es bueno sacarle partido a la despensa y disponer de productos que nos puedan sacar de un apuro, solucionando un día en el que las ganas de cocinar demasiado brillan por su ausencia.

Os hablé de las salsa Italiamo de Lidl en el post del relleno para ravioli, y aquí tenéis otra forma de utilizarlas. En esta ocasión, se trata de un crema elaborada con nata y 4 quesos italianos (Asiago, Gorgonzola, Montasio y Fontal). Aunque reconozco que prefiero preparar las salsas de queso caseras y sin nata, como he dicho antes, es un producto que no está de más en la despensa para este tipo de recetas rápidas.

El pollo en conserva de Casa Matachín lo descubrí gracias a Degustabox. Tienen 4 tipos de pollo en conserva (al natural, en aceite, en escabeche y con tomate). Yo he podido probar la pechuga de pollo en aceite y me ha gustado muchísimo. Es pollo sin adictivos, sin gluten, bajo en grasas saturadas y listo para comer. Lo único que hay que hacer es sacarlo de la lata y listo.

spaguetti con pollo y salsa de queso